La policía turca confisca una esmeralda valorada en un millón de dólares

La policía turca confiscó en la ciudad de Mersin, al sur de Turquía, una joya de esmeralda valorada en un millón de dólares que había sido robada en 2016 en Estambul a un ciudadano libanés. Cinco personas fueron detenidas por ocultar y planear vender la joya, que estaba oculta en un café situado en pleno centro de Mersin.