La policía griega detecta un paquete bomba destinado a Nicolas Sarkozy

La policía griega detectó el lunes un paquete de correos sospechoso dirigido al presidente francés Nicolas Sarkozy que resultó ser una bomba, tras otro paquete enviado a la embajada de México.

La policía griega detectó el lunes un paquete de correos sospechoso dirigido al presidente francés Nicolas Sarkozy que resultó ser una bomba, después de que otro paquete bomba dirigido a la embada de México estallara causando heridas a una empleada de mensajería.

El paquete que hizo explosión cuando una trabajadora de una empresa de mensajería lo portaba en las manos estaba dirigido a la embajada mexicana en Atenas, según informó la policía, que sospecha que pueden estar relacionados con grupos de extrema izquierda griegos, que han declarado la guerra al Estado desde que un manifestante adolescente muriera en 2008, supuestamente por culpa de disparos de la policía.

Además del paquete que causó heridas a la mujer, la policía detectó otros tres paquetes con explosivos, uno que se encontraba en una empresa de mensajería listo para ser enviado, y otros dos en poder de dos sospechosos que fueron detenidos. Uno de estos últimos era el que iba dirigido al presidente francés, Nicolas Sarkozy, según informó a la prensa un portavoz policial. Los otros dos paquetes iban dirigidos a las embajadas en Atenas de Holanda y Bélgica, sin que por ahora se conozcan los motivos de estos ataques.

Esta ola de atentados se produce después de que el viernes se detectaran varios paquetes con explosivos enviados desde Yemen y vinculados a Al Qaeda, destinados a Estados Unidos, obligando a revisar todos los protocolos de seguridad en las empresas de transporte aéreo. No obstante la policía griega descarta por ahora que haya relación entre los paquetes bomba detectados en Atenas, y los enviados por Al Qaeda, que fueron detectados en Dubai y Reino Unido.

Los dos sospechosos, detenidos por la policía ateniense son dos jóvenes de 22 y 24 años, y en el momento de ser apresados estaban armados y uno llevaba incluso un chaleco antibalas. El pasado mes de junio, otra bomba trampa escondida en un paquete postal estalló en la sede del Ministerio del Interior en Atenas, causando la muerte de algunos asesores del ministro.