MSF denuncia las ‘’condiciones inhumanas’’ de los refugiados sirios en Grecia

Médicos Sin Fronteras denuncia “situaciones intolerables” por las que los refugiados se ven obligados a dormir en el exterior o en celdas de seis plazas en las que se apiñan más de 50 personas.

La organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció esta semana las deplorables condiciones que sufren los miles de refugiados que llegan a Grecia, principalmente procedentes de Siria, en lo que sus responsables calificaron como situaciones “intolerables” e “insoportables” para un ser humano.

Según denunciaba la ONG en un informe difundido el miércoles, los refugiados que llegan al país se ven “atrapados en un sistema de recepción disfuncional y afrontan condiciones inhumanas”, teniendo muchos de ellos que dormir en el exterior expuestos al frío y la lluvia, o en celdas abarrotadas mientras esperan durante varios días a ser trasladados a otros centros.

Hemos visto aglomeraciones intolerables, con 53 personas apiñadas en una celda designada para 6… Estas condiciones resultan insoportables incluso para una sola noche, especialmente para personas que ya están sufriendo física y psicológicamente tras huir de la guerra (en Siria)”, declaró Kostas Georgakas, un coordinador sobre el terreno de MSF, en declaraciones recogidas por la agencia Anatolia.

Según datos proporcionados por esta organización internacional, más del 90% de las –al menos- 14.000 personas que han cruzado el Mar Egeo desde Turquía hasta el archipiélago griego del Dodecaneso son sirios que huyen del conflicto en su país.

Esta no es la primera vez que ONGs u organismos internacionales denuncian las pésimas condiciones que sufren los refugiados y solicitantes de asilo en Grecia, donde hace justo un año el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) denunció la expulsión forzosa de refugiados hacia Turquía y casos registrados de malos tratos. Precisamente el mes pasado cientos de refugiados sirios protagonizaron una huelga de hambre frente al parlamento en Atenas pidiendo a las autoridades del país que se respetasen sus derechos.