La nieve llega a Estambul y Ankara

Estambul y Ankara amanecieron el miércoles cubiertas de blanco debido a la nieve caída en las zonas más elevadas de ambas ciudades turcas, provocando complicaciones en el tráfico.

Tras dos semanas de lluvias, Estambul amaneció el miércoles cubierta por una capa de nieve que, empezando por los distritos de Beylikdüzü y Büyükçekmece, tiñó de blanco varias zonas elevadas y de la periferia de la ciudad.

La nevada, provocada por un frente frío que entró desde el sureste de Europa, fue breve y sólo sirvió para que muchos residentes se hicieran sus fotos o para entorpecer el tránsito por la autopista D-100 que atraviesa la ciudad debido a la baja visibilidad.

También en la capital del país, Ankara, la nieve hizo su presencia en la noche del martes y durante las primeras horas del miércoles, cubriendo las zonas elevadas de la capital y ralentizando el transporte.

Las previsiones meteorológicas apuntan a que la nieve continuará cayendo sobre Ankara durante todo el miércoles con temperaturas que al menos hasta el viernes no superarán los 5 ºC de máxima, mientras que en Estambul las máximas rondarán los 10 grados centígrados.

En el resto del país se esperan descensos de las temperaturas de hasta 8 grados centígrados en el norte, centro y oeste de Turquía, mientras que las nevadas serán intensas en el este de Anatolia y en las zonas montañosas de la región del Mar Negro. En la región del Mármara se prevé que la nieva haga su aparición en las provincias de Kocaeli y Sakarya en las zonas más elevadas de Estambul.

Al mismo tiempo se prevén lluvias acompañadas de vientos que podrían alcanzar los 70 kilómetros por hora en la región mediterránea, sureste de Turquía y este del Mar Negro.