lira turca, billetes, cambio

La inflación en Turquía sigue imparable y alcanza el 15,85%

Los datos de la subida de los precios en Turquía relativos al mes de julio marcan un nuevo récord no visto desde enero de 2014, pese a que las previsiones de los expertos en economía eran aún peores.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) se disparó en julio en Turquía hasta el 15,85% en comparación con el mismo mes del año anterior, según datos anunciados el viernes por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK), lo que supone la mayor tasa de inflación interanual desde enero de 2004.

Los datos sobre el incremento de los precios en el país euroasiático, que suponen un incremento del 0,55% en relación al mes de junio (cuando la tasa de inflación fue del 15,39%), llevaron a la lira turca no obstante a recuperar ligeramente sus pérdidas de los últimos días frente al dólar y el euro, dado que las estimaciones de los expertos preveían un aumento de la inflación en relación a junio que rondaba el 1%.

Por sectores, el mayor incremento mensual de los precios en Turquía durante el mes de julio se produjo en la hostelería, con un aumento del 2,26%, mientras que de nuevo la ropa y el calzado marcaron los mayores descensos en los precios, con una bajada del 3,07% en julio en comparación con el mes precedente. A nivel anual, la mayor subida se produjo en el coste del transporte, con un incremento interanual del 24,21%.

El Banco Central de la República Turca (TCMB) anunció esta misma semana una revisión de sus previsiones de inflación para 2018 y 2019, previendo que el alza de los precios alcance el 13,4% a finales del presente año –la anterior estimación era del 8,4%- y del 9,3% para finales de 2019 (anteriormente el 6,5%), según explicó el gobernador de la entidad, Murat Çetinkaya.