La fiscalía pedirá cadena perpetua para los asesinos de la joven Özgecan Aslan

El cuerpo carbonizado de Özgecan Aslan fue descubierto en febrero después de que un conductor de autobús intentara abusar de ella, en un crimen que desató la indignación de la sociedad turca.

El fiscal encargado del caso por el brutal asesinato de la joven universitaria Özgecan Aslan, hallada muerta el pasado mes de febrero en la provincia de Mersin, ha solicitado la prisión de por vida para los tres acusados de estar implicados en este crimen que conmocionó en su día a toda la sociedad turca.

Según informaron medios turcos, el pliego de acusaciones presentado por la oficina del fiscal de la Republica del distrito de Tarsus señala que el presunto asesino, Suphi Altındöken, además de su padre Necmettin Altındöken y su amigo Fatih Gökçe, que son considerados sus cómplices, afrontan cargos por “agresión sexual”, “ocultación de evidencias de un crimen”, y “privación de libertad” entre otros cargos.

El cuerpo carbonizado de Özgecan Aslan fue descubierto el 13 de febrero junto a un riachuelo en la provincia meridional de Mersin, después de que Suphi Altındöken, un conductor de autobús en el que viajaba sola esta estudiante universitaria, intentara abusar de ella y la asesinara después de que Aslan se resistiera. 

Tras intentar en vano deshacerse del cuerpo, los restos de Özgecan fueron hallados tres días después de su desaparición. Su muerte desató un amplio debate político y social sobre la posibilidad de reinstaurar la pena de muerte en Turquía para los crímenes más graves.