La economía turca creció un 4% en el tercer trimestre

El sólido crecimiento del consumo interno, aupado por la estabilización de la lira turca en los mercados, ha contribuido a que el PIB de Turquía crezca muy por encima de las previsiones.

La economía de Turquía creció al 4% durante el tercer trimestre de 2015, muy por encima de las previsiones de los analistas que habían estimado un aumento del 2,7%, según datos publicados el jueves por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK).

Este crecimiento, que supera al aumento del 3,8% del PIB que experimentó el país euroasiático durante el segundo trimestre del año, volvió a estar sustentado en una sólida demanda interna, con un gasto medio por hogar que creció un 10,6% en el período julio-septiembre, si bien los analistas prevén que las exportaciones sean el principal motor de la economía turca durante el próximo año.

En línea con la anterior tendencia, la confianza del consumidor se incrementó de hecho en noviembre hasta el 77,15%, 15 puntos por encima del 62,78% registrado en octubre, aupada por la estabilización de la lira turca en los mercados.

El informe de TÜİK señala que la producción del sector agrícola creció un 20,1% durante el tercer trimestre respecto al año anterior, mientras que la actividad industrial se incrementó en un 7,5% y los servicios un 11,2% en el mismo período en comparación con 2014.