La crisis económica sacude también al ejército griego

La crisis económica que atraviesa Grecia está comenzando a hacer mella incluso en el ejército griego, que siempre se ha llevado una parte importante del presupuesto nacional.

La crisis económica que atraviesa Grecia está comenzando a hacer mella incluso en el ejército griego, que siempre se ha llevado una parte importante del presupuesto nacional, y algunos aviones y buques de guerra están teniendo problemas por la falta de combustible y de munición adecuada, según explicó la prensa del país.

Según publicaba el domingo un diario ateniense, los problemas económicos que atraviesa Grecia están provocando que «algunos cazas de combate pertenecientes a la Fuerza Aérea de Grecia no pueden renovar sus suministros de munición, y vuelan por el Egeo de forma peligrosa con balas cuyas fechas de uso ya han caducado».

El mismo períodico citaba «fuentes fiables» para asegurar que los cazas Miraj 2000 utilizados por el ejército griego están empleando munición de combate caducada a principios de 2010. «A causa de la crisis económica no es posible comprar nuevas balas», explicaba la noticia en el rotativo ateniense, añadiendo que el uso de esta munición entraña serios peligros ya que al ser disparadas «las balas pueden errar el objetivo o explotar en el avión antes de tiempo».

Además la fuente señala que varios buques de guerra del ejército griego permanecen anclados en los puertos debido a las dificultades para obtener combustible y suministros por la grave crisis económica en el país, y que muchos de estos barcos en la práctica están inoperativos a causa de la carencia de repuestos adecuados para reparar las averías que sufren.

Precisamente a partir de ayer domingo los sindicatos griegos han convocado nuevas huelgas en todos los transportes colectivos de Atenas hasta el miércoles, día en que está convocada una huelga general, mientras que los empleados bancarios cesarán de trabajar el martes y el miércoles. Este lunes está previsto que se presente ante el parlamento heleno con procedimiento de urgencia una controvertida ley sobre reorganización de las empresas públicas que afectará a transportes, correo, electricidad y la industria de armamento entre otros, y que que prevé reducciones salariales.