Estambul, Santa Sofía

Estambul, destino turístico nº 1 de Europa este verano

Estambul es el único destino de Europa que se recupera de la pandemia y consigue recibir más turistas que en 2019. El turismo en España se desploma.

Estambul ha sido el destino turístico nº 1 de Europa este verano, consiguiendo incrementar las llegadas de turistas en vuelos en un 2% con respecto a los niveles pre-pandemia, según datos publicados por la empresa de análisis estadístico sobre viajes ForwardKeys.

El informe, que analiza cuáles han sido los destinos turísticos con más éxito este verano en Europa, coloca a Estambul como el único gran destino turístico europeo que registró un incremento en la llegada de vuelos con respecto a los niveles previos a la pandemia de COVID, que hundió el sector turístico en todo el mundo.

Tras la metrópolis del Bósforo, el 2º lugar lo ocupó Atenas (registrando una caída del 7% respecto al nº de vuelos antes de la pandemia), seguida por Reikiavik y Oporto, ambos con una caída del 8%; el 5º puesto del ranking lo ocupa la ciudad española de Málaga, donde la llegada de vuelos turísticos “sólo” descendió un 13%.

Turquía y Grecia, los dos principales destinos del turismo

Turquía y Grecia han sido, de hecho, los dos principales países que se han convertido en grandes destinos para el turismo este verano, ya que en términos generales ambos han logrado no sólo recuperarse sino incluso superar el número de llegadas de vuelos con turistas que registraban en los meses de julio y agosto antes de la pandemia (es decir, en 2019). Turquía registró un incremento del 9% en los vuelos, mientras que Grecia ocupa el 2º puesto con un aumento del 2%.

Un pequeño destino turístico en Europa, que representa menos del 1% del mercado del turismo europeo en términos de llegada de vuelos, pero que ha logrado registrar también una notable recuperación este verano, ha sido Albania, donde las llegadas de vuelos turísticos crecieron nada menos que un 28%.

Se desploma la llegada de turistas a España

El resto de países del viejo continente, por el contrario, registró un descenso en comparación con el verano de 2019, siendo los datos menos negativos los registrados por Eslovenia (-7%), Islandia (-8%) y Portugal (-10%). Mucho peores son los datos registradas por países como España (-23%), Francia (-25%), Italia (-32%), Reino Unido (-33%) o Alemania (-39%), que aún están muy lejos de recuperar las cifras de turismo previas a la pandemia.

Entre los principales factores que han hecho que Turquía y Estambul se hayan convertido en el destino turístico nº 1 de Europa este verano, están la devaluación de la lira (lo que abarata los costes para el turismo extranjero) así como la decisión del país euroasiático de mantener abiertos sus aeropuertos a la llegada de vuelos directos con turistas procedentes de Rusia, mientras que la mayoría de países europeos los han prohibido. De hecho, en 2019 los rusos sumaron el 4% del total de llegadas de turistas a Europa, cifra que se ha desplomado este año.