Estambul, dron en la Cisterna Basílica

Espectaculares imágenes de la Cisterna Basílica de Estambul a vista de dron

La Cisterna Basílica de Estambul, uno de los monumentos más visitados del patrimonio histórico y cultural de la metrópolis turca, luce espectacular en estas imágenes captadas con un dron que sobrevuela su interior. Construida en el año 542 d.C. por el emperador Justiniano I junto a Santa Sofía, este lugar servía para almacenar agua que abastecía el palacio imperial bizantino durante los períodos de asedio en la antigua Constantinopla. Con una superficie de 8.678 metros cuadrados bajo tierra, tiene capacidad para albergar 100.000 metros cúbicos de agua bajo y su techo está soportado por 336 columnas de mármol de 9 metros de alto sacadas de templos paganos de varias partes del Imperio Romano, pero principalmente de Anatolia.