El PKK declara un alto al fuego unilateral en Turquía

Un portavoz del grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) afirmó el fin de semana que la organización armada declarará un alto al fuego unilateral.

Un portavoz del grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) afirmó el fin de semana que la organización armada declarará un alto al fuego unilateral coincidiendo con la celebración del Ramadán, mes sagrado para los musulmanes, precisamente en un momento en que los ataques del PKK se habían incrementado tras la ruptura de otra tregua anterior.

Miembros del PKK hicieron una declaración el viernes en las que afirmaban que el grupo terrorista kurdo declaraba un alto al fuego unilateral durante el mes sagrado del Ramadán, que se inició el pasado 11 de agosto, y lo prolongará en principio hasta el 20 de septiembre. Bouzan Teken, portavoz de la organización armada, afirmó que el PKK «cesará todas sus operaciones en el interior de Turquía» aunque precisando que responderá en defensa propia si es atacado.

Teken hizo estas declaraciones junto a otros dos líderes del PKK en una comparecencia desde los montes Kandil, situados en las montañas del norte de Irak fronterizas con Turquía, donde el grupo terrorista kurdo tiene sus principales bases y refugios desde los que realiza incursiones en territorio turco. En el comunicado exigió también al gobierno de Ankara la liberación de 1.700 políticos kurdos que afirmó están encerrados en prisiones turcas.

Este no es sin embargo ni mucho menos el primer anuncio de este tipo que hace el PKK, que ya el pasado mes de junio rompió otra tregua que había declarado alegando que el gobierno turco no estaba mostrando suficiente voluntad de diálogo. En otras ocasiones el PKK ha declarado treguas unilaterales que no se han cumplido de facto, ya que ha seguido llevando a cabo ataques y atentados alegando desde operaciones policiales para desarticular sus redes hasta supuestas provocaciones por parte de las autoridades turcas.

El gobierno turco ha restado importancia a esta declaración al igual que ha hecho con las anteriores, negándoles cualquier tipo de credibilidad, y ha reafirmado su compromiso para seguir luchando contra el PKK, incluído en la lista de organizaciones terroristas internacionales por la mayor parte de la comunidad internacional, incluído Estados Unidos y la Unión Europea. No obstante el mismo viernes el presidente turco Abdullah Gül había mostrado su esperanza en que la celebración del Ramadán permitiese a los miembros del PKK reflexionar sobre sus acciones, aunque reafirmando que Turquía jamás cedería ante el terrorismo.