El Galatasaray continúa con el maleficio de Kadıköy

El Fenerbahçe derrotó por 2-0 al Galatasaray en el derbi intercontinental, y ya suma catorce años invicto en casa ante su archirrival.

El fútbol turco vivió el domingo por la tarde el que es su derbi por excelencia. En la ribera asiática de Estambul se vieron las caras los dos equipos más laureados de la Süper Lig, el Fenerbahçe y el Galatasaray. Los Leones cayeron por 2-0 y siguen sin saber lo que es ganar en terreno de los Canarios desde 1999.

En el estadio Şürkü Saracoğlu se enfrentaron un Fenerbahçe que lleva una temporada casi perfecta, con una derrota y un empate como únicas máculas, y un Galatasaray errático, con las fuerzas divididas entre la liga y la Champions. Así pues, con el Fener como claro favorito, el balón echó a rodar a las 19.00 hora local.

Como suele ser habitual en los derbis, no fue un partido con un fútbol llamativo. El Fener dejó clara su superioridad ante un rival que se aferraba a los disparos lejanos de un Didier Drogba que lo intentaba desde posiciones inverosímiles para cualquier otro jugador. Apenas 24 minutos tardó el Fenerbahçe para adelantarse en el marcador. Una clara, y extraña, mano de Chejdou dentro del área le brindó la oportunidad a Emre Belözoğlu para ejecutar la pena máxima y batir al joven Eray İşcan, que suplía al lesionado Fernando Muslera.

En el descanso, Ersun Yanal, técnico local, se vio obligado a retirar a Dirk Kuyt para dar entrada al nigeriano Emmanuel Emenike. Pasada la hora de partido, los Canarios sentenciaron el partido por mediación del brasileño Cristian Baroni en una jugada en la cual los jugadores del Galata reclamaron fuera de juego de Emenike, que amagó en un primer momento en ir a por el balón aunque finalmente se abstuviese. En el minuto 90, con los Leones a la heroica, el colegiado señaló penalti a su favor por mano de Mehmet Topal. El encargado de tirarlo fue Felipe Melo. El brasileño se topó con un gran Volkan Demirel que detuvo el lanzamiento. Estaba claro que aquella no era la tarde del conjunto cimbom.

El Galatasaray tendrá que esperar un año más a poder llevarse los tres puntos del Şürkü Saracoğlu. La última vez que lo hizo fue en diciembre de 1999, con Fatih Terim en el banquillo. Esta derrota supone además un duro varapalo para las aspiraciones ligueras del equipo entrenado por Roberto Mancini ya que el Fenerbahçe, líder, aumenta la distancia que le separa con el Galatasaray, sexto, a nueve puntos.