El ejército toma el poder en Burkina Faso