EL DTP NIEGA LAS ACUSACIONES DE SEPARATISMO

EL ÚNICO PARTIDO PRO-KURDO CON REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA ASEGURA QUE SÓLO BUSCA UNA SOLUCIÓN PACÍFICA AL CONFLICTO

El Partido de la Sociedad Democrática (DTP), único partido pro-kurdo con representación parlamentaria en Turquía, negó esta semana los cargos de separatismo a los que se enfrenta ante el Tribunal Constitucional, donde se estudia su posible ilegalización.

El Fiscal Jefe Abdurrahman Yalçınkaya presentó hace meses ante el tribunal -al igual que hiciera posteriormente con el AKP- una demanda de ilegalización contra el DTP, en esta caso acusándolo de ser un \»foco de actividades contra la soberanía del estado y la indivisible unidad del país y la nación\». El Fiscal Jefe acusaba además al partido de estar basado en la violencia y de recibir órdenes del grupo terrorista PKK. Yalçınkaya pidió además al Tribunal Constitucional la inhabilitación política para 8 de los 20 diputados que actualmente tiene el DTP en el Parlamento.

Desde los años 80, el Tribunal Constitucional ha clausurado varios partidos pro-kurdos por supuestos vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo terrorista que lucha por la auto-determinación del sureste de Turquía desde 1984. El DTP presentó ante el tribunal un alegato de defensa de 172 páginas, en el que insistía en que el objetivo del partido era trabajar por una solución pacífica a este largo conflicto. \»El partido está luchando para encontrar una solución pacífica para detener la sangría en Turquía\», dijo uno de sus responsables en declaraciones a los periodistas a la salida del tribunal.

Precisamente el último episodio de violencia de este largo conflicto tuvo lugar este pasado miércoles, cuando un soldado turco resultó muerto en el sureste de Turquía (provincia de Hakkari, cerca de la frontera con Irak) al pisar una mina terrestre presuntamente colocada por el PKK, que utiliza habitualmente este método para atentar contra las fuerzas de seguridad turcas.