El déficit de Grecia supera las peores previsiones de la Unión Europea

El déficit de la economía griega superó con creces en 2010 las peores previsiones de la UE, superando casi un 1% las estimaciones y poniendo de relieve la grave situación que afronta Grecia.

El déficit de la economía griega superó considerablemente en 2010 las peores previsiones fijadas por la UE, superando en casi un 1% las estimaciones y poniendo de relieve la grave situación que afronta el endeudado país europeo para estabilizar sus finanzas.

Según la informació hecha pública el martes por la Comisión Europea, el déficit griego supuso el año pasado el 10´5% de su Producto Interior Bruto (PIB), muy por encima de las últimas previsiones más pesimistas de la Comisión, que el pasado otoño estimó que el déficit de la economía griega llegaría en 2010 al 9´6% de su PIB.

Además según datos estadísticos oficiales publicados por la agencia Eurostat, la deuda de Grecia alcanzó en 2010 la espectacular cifra del 142´8% de su PIB, lo que sitúa al país helénico con diferencia como el más endeudado de la zona Euro. De nuevo estas cifras superan también a las peores previsiones de la Comisión Europea, que en su último informe preveía que la deuda griega llegase al 140´2% de su PIB.

Pese a las graves restricciones presupuestarias y las duras medidas de ajuste adoptadas por el gobierno de Atenas, tras verse obligado a solicitar un préstamo de 110.000 millones de euros de la UE y el FMI para no caer en la bancarrota, Grecia sigue teniendo serios problemas para salir del agujero en el que se encuentra su economía y la mayoría de los expertos en economía considera que el país se verá obligado a corto plazo a reestructurar su deuda, bien sea pidiendo más tiempo para pagar sus préstamos o reduciendo la cuantía del crédito solicitado. El martes por la mañana los bonos de deuda pública griega a dos años volvieron a alcanzar un nuevo récord en la bolsa de Londres, pagándose a un interés del 23´65%.

Desde las autoridades comunitarias y también desde el propio gobierno griego se trata de calmar a los mercados, y por ahora el mensaje oficial es que la reestructuración de la deuda griega está descartada, ya que una medida así acabaría de hundir la economía del país y a su sistema bancario. Sin embargo, cada vez más voces ven inevitable esta medida a medida que pasa el tiempo y la economía griega se muestra incapaz de afrontar su deuda. «No creo que Grecia vaya a tener éxito en su estrategia de consolidación (de su economía) sin ninguna reestructuración (de su deuda)», explicó un asesor del gobierno alemán en declaraciones al canal de economía Bloomberg. «Creo que Grecia debería, más pronto que tarde, reestructurar su deuda», agregó el experto.