El AKP pospone las reformas constitucionales

El gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) parece haber optado por dar prioridad a las reformas en pro de la UE y posponer la preparación de una nueva Constitución.

El gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) parece haber optado por dar en 2010 prioridad a las reformas en pro de la UE, y posponer la preparación de una nueva Constitución para después de las elecciones parlamentarias de 2011.
Según publicó el diario turco Zaman, el AKP parece haberse dado por vencido en esta legislatura y considera que no es posible aprobar una reforma constitucional en el parlamento debido al bloqueo continuo por parte de los dos principales partidos de la oposición -CHP y MHP-, por lo que estaría planeando dejar la elaboración de una nueva Constitución civil para después de las elecciones generales previstas para 2011, y centrarse durante 2010 en aprobar una serie de leyes de armonización con la UE que no precisan cambios constitucionales.

La distribución de escaños en el parlamento tras las últimas elecciones parlamentarias de julio de 2007 ha hecho hasta ahora muy difícil para el ejecutivo del AKP sacar adelante las reformas. Tanto el CHP como el MHP se oponen a la elaboración de una nueva carta magna y a muchas de las reformas exigidas por la Unión Europea como parte del proceso de integración en el bloque europeo. El AKP quiere usar los 337 escaños que tiene en la Asamblea Nacional Turca para hacer realidad su proyecto de convertir 2010 en el «año de la armonización con la UE».

 
Según parece, el partido gobernante estaría trabajando en dos paquetes legislativos de cara a este año, uno relacionado con el aumento de la libertad de expresión y conciencia, y otro relacionado con la iniciativa democratizadora pro-kurda. Esto sin embargo dejaría aparcados temas importantes como la reforma de la Ley de Partidos Políticos, la Ley Electoral, o la reforma del Tribunal Constitucional; pero en cualquier caso, en el seno del AKP ya se plantean las próximas elecciones generales como un referéndum sobre la elaboración de una nueva Constitución para Turquía.