COMIENZAN LAS PRUEBAS PARA EL NUEVO TREN DE ALTA VELOCIDAD TURCO

EL PROYECTO, QUE INICIALMENTE CONECTARÁ ESTAMBUL Y ANKARA EN SÓLO 3 HORAS, PRETENDE UNIR EL ESTE Y EL OESTE DEL PAÍS CON ALTA VELOCIDAD PARA 2013

La nueva línea de tren de alta de velocidad turca comenzará a realizar sus recorridos de prueba este mes de junio, según reveló a comienzos de esta semana el Director General de los Ferrocarriles Estatales Turcos (TCDD), Süleyman Karaman. El nuevo tren de alta velocidad, que alcanzará en principio velocidades de hasta 250 kilómetros por hora, realizará su primer recorrido de prueba entre Eskişehir y Ankara, y si todo marcha bien comenzará entonces una nueva fase del proyecto con la construcción de una línea de alta velocidad que conectará las ciudades de Ankara y Sivas, antes de finales de 2008.

El ministro quiso subrayar la importancia que tiene para un país en pleno desarrollo como Turquía la construcción de una línea de alta velocidad, y citó como ejemplos en otros países la línea Tokyo-Osaka en Japón, Lyon-París en Francia o Madrid-Barcelona en España.

El proyecto de tren de alta velocidad en Turquía se inició para la construcción de la línea entre Ankara y Estambul, habiéndose completado hasta ahora el trama Ankara-Eskişehir. Para la segunda parte del proyecto, entre Eskişehir y Estambul, el ministro señaló que el objetivo era comenzar este mismo año dado que ya estaban licitadas las obras, si bien hay ciertos problemas de financiación. Aun así Karaman aseguró que la línea entre Estambul y Ankara estaría completada dentro de tres años. La empresa española CAFSA será la encargada de la construcción de los modernos trenes que operarán en la nueva línea de alta velocidad.

Cuando esté terminada, el viaje entre Ankara y Estambul se reducirá de las actuales 6 horas y media a sólo 3 horas. El TCDD espera que cuando la línea completa de 533 km quede abierta, el transporte por ferrocarril pueda incrementar su participación en el transporte de pasajeros en Turquía del actual 10% hasta el 78%. Actualmente, cada año se realizan 12 millones de viajes entre Ankara -capital administrativa y política de Turquía- y Estambul -principal metrópoli y centro económico y financiero del país-, lo que supone llevar al límite la capacidad de las carreteras, autopistas y líneas de ferrocarril convencionales que unen las dos ciudades, y que muchas poblaciones a lo largo del recorrido sufran consecuentemente problemas de congestión y polución.

El ministro subrayó que la línea Ankara-Sivas reduciría el tiempo de viaje entre ambas ciudades a sólo dos horas, conectando el este y el oeste del país: \»Hará posible viajar desde Estambul hasta Sivas en sólo cinco horas\», dijo Karaman, quien habló además de un tercer proyecto que tiene previsto conectar las ciudades de Ankara y Konya, así como de que el TCDD está haciendo planes para otras líneas de alta velocidad Estambul-Bursa-İzmir: \»De esta forma, Ankara, Estambul, Bursa, İzmir, Balıkesir, Adapazarı y Kocaeli estarán todas conectadas con trenes de alta velocidad\», dijo el ministro, quien señaló que estas nuevas líneas estarían terminadas para el año 2013.