Cerca de 20 militantes del Daesh detenidos durante el fin de semana en Turquía

Informaciones publicadas por varios medios apuntan a que el IS planeaba llevar a cabo el mismo día una cadena de atentados en Estambul similares a los perpetrados el viernes en París.

Seis mujeres de nacionalidad indonesia que al parecer pretendían cruzar la frontera para viajar a Siria y unirse a las filas del autoproclamado Estado Islámico (IS) fueron detenidas el domingo por las autoridades turcas en la provincia de Adana, al sur del país.

La operación, llevada a cabo por unidades especializadas en la lucha anti-terrorista de la policía turca, se inició después de que las fuerzas de seguridad recibieran información de inteligencia sobre las intenciones de las seis sospechosas, que fueron detenidas tras reunirse con un ciudadano turco y que fueron entregadas a las autoridades de inmigración para ser deportadas a su país de origen.

Precisamente el sábado soldados turcos abatían a cuatro militantes del Daesh (nombre en árabe del IS) en la vecina provincia de Gaziantep, al sureste de Turquía, cuando dos coches sin identificar intentaron aproximarse hacia un vehículo militar del ejército turco cerca de un puesto fronterizo. Tras ignorar las advertencias para que se detuvieran, los terroristas abrieron fuego y se inició un tiroteo en el que murieron los cuatro ocupantes de uno de los vehículos, mientras que el segundo se dio a la fuga.

También en Gaziantep cinco policías turcos que participaban el domingo en una redada contra una célula terrorista del IS resultaban heridos –uno de ellos de gravedad- cuando un presunto militante del grupo extremista se inmoló con explosivos en un apartamento del barrio de Beylerbeyi que unidades de la lucha anti-terrorista iban a proceder a registrar. El terrorista, que murió en la explosión, podría estar vinculado al doble atentado suicida que dejó más de cien muertos en Ankara el pasado 10 de octubre.

Durante el fin de semana las fuerzas de seguridad turcas detenían al menos otros siete sospechosos de pertenecer al Daesh en Ankara; otras seis personas eran detenidas en el distrito de Elbeyli de la provincia fronteriza de Kilis por una patrulla militar cuando pretendían cruzar la frontera hacia Siria.

Estas nuevas detenciones en Turquía contra militantes del grupo terrorista autor de la cadena de atentados que sacudió el viernes la capital de Francia, y que han dejado más de 130 muertos, se produce coincidiendo con las informaciones publicadas en algunos medios que apuntan a que un militante británico del IS detenido la semana pasada en Turquía podría haber organizado un grupo que planeaba llevar a cabo ataques similares a los de París en Estambul y en el mismo día.

El sospechoso, identificado como Aine Lesley Davis y que es considerado un alto cargo dentro de la jerarquía del Daesh, fue detenido en una redada junto con varios militantes más del grupo.