Atentado suicida en Mogadiscio a sólo un día de la llegada de Erdoğan

Un coche bomba explotó junto al hotel que alberga la delegación turca que prepara la visita del presidente turco, cuya llegada está prevista para el viernes en medio de grandes medidas de seguridad.

Un coche bomba hizo explosión el jueves en la capital de Somalia junto al palacio presidencial y el hotel que aloja a una delegación turca que prepara la visita del Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, cuya llegada está prevista para el viernes en la que será su segunda visita oficial al país.

El atentado dejó tres muertos –dos policías y una empleada del hotel- además del propio terrorista suicida, así como otros tres policías heridos, aunque fuentes policiales y del gobierno turco confirmaron que la delegación turca se encontraba a salvo en el hotel. Un portavoz policial declaró que el terrorista no había logrado alcanzar su objetivo, sin que por ahora quede claro si su intención era atentar contra el personal turco.

En declaraciones a Radio Andalus, una emisora vinculada a las milicias extremistas Al-Shabaab, un líder del grupo afiliado a Al-Qaeda reivindicó la acción del jueves aunque sin mencionar sus objetivos, ni hacer referencia tampoco a la visita de Erdoğan.

El ataque se produce en medio de las fuertes medidas de seguridad adoptadas en la capital de Somalia para preparar la llegada anunciada el viernes del presidente turco, que el jueves continuaba su estancia en la vecina Etiopía. Las autoridades somalíes han ordenado el cierre de las principales carreteras que se dirigen a la ciudad y planean cerrar también el espacio aéreo del aeropuerto el viernes, coincidiendo con la llegada del avión presidencial turco.

“Tres de nuestros hermanos somalíes han muerto”, declaró por su parte el primer ministro Ahmet Davutoğlu desde Davos (Suiza), poco después de conocer la noticia. “Puede haber riesgos, pero la actitud decisiva de Turquía no va a cambiar” añadió el premier turco, recordando que ni Erdoğan ni él mismo cuando era ministro de exteriores cancelaron la anterior visita al país en 2011 pese a los riesgos existentes.

Durante su visita al país africano, el presidente turco tiene previsto reunirse con su homólogo somalí Hassan Sheikh Mahmud además de con otras autoridades; además Erdoğan visitará varios de los proyectos que Turquía desarrolla desde hace años en el país, incluyendo el puerto de Mogadiscio y un nuevo y ultra moderno hospital.

Durante su etapa como primer ministro, Erdoğan ya se convirtió en 2011 en el primer líder no africano en visitar en casi dos décadas este país sacudido por la guerra civil; desde aquel viaje, que coincidió con una de las mayores hambrunas que ha sacudido el llamado Cuerno de África, Turquía se ha convertido en uno de los principales aliados del gobierno legítimo de Mogadiscio y el principal inversor en el país, incluyendo proyectos de infraestructuras y ayuda humanitaria.

Desde el inicio de la guerra civil en 1991, Somalia ha estado sumida en un caos al que pareció poner fin el despliegue en los últimos años de las tropas de la Unión Africana, especialmente desde que recientemente éstas haya logrado expulsar a las milicias radicales de Al-Shabaab de sus principales bastiones en la región. Pese a ello, el grupo ha continuado con sus ataques incluyendo atentados suicidas, algunos de los cuales han tenido por objetivo a personal y diplomáticos turcos.