Arthur podrá seguir recibiendo tratamiento en Turquía

Arthur Manukyan, el joven armenio de 22 años que padece una rara enfermedad para la que está recibiendo tratamiento en un hospital de Turquía, podrá seguir residiendo en el país otros cinco años.

Arthur Manukyan, el joven armenio de 22 años que padece una rara enfermedad para la que está recibiendo tratamiento en un hospital de Turquía, podrá seguir residiendo en el país otros cinco años junto con su madre, y ya piensa en obtener la ciudadanía turca.
 
Arthur y su madre, Hasmik, recibieron la buena noticia de que el gobierno turco les garantizaba el permiso para residir al menos durante otros cinco años en el país y poder seguir recibiendo tratamiento para su grave enfermedad, según informó el conocido diario Milliyet el martes, que señaló que el joven ha iniciado los trámites para solicitar la ciudadanía turca. Fue el diputado del CHP por İzmir, Canan Arıtman, quien solicitó al primer ministro Erdoğan que el gobierno otorgara un permiso de residencia a este joven, que sufre de la extraña enfermedad de «moya moya» y actualmente recibe tratamiento en el Hospital Médico Universitario Cerrahpaşa de Estambul.
Agradecida, su madre declaró el martes a la prensa que ella y su hijo querían ser un ejemplo para Turquía y Armenia precisamente en un momento en que ambos países atraviesan un difícil proceso de acercamiento y reconciliación. «Me gustaría que abrieran las fronteras para que la gente pudiera visitarse. En el pasado ocurrieron cosas malas, pero ojalá nunca hubieran ocurrido», dijo Hasmik, que mostró además su tristeza por las imágenes que había mostrado la televisión de algunas manifestaciones que tuvieron el lugar el pasado sábado para conmemorar el llamado «genocidio armenio», en las que se quemaron banderas de Turquía.
El visado de Arthur había expirado mientras estaba ingresado en el hospital recibiendo tratamiento por su enfermedad. Dado su delicado estado de salud y su especial situación, el patriarca armenio de Turquía Aram Ateşyan apeló entonces a las autoridades del país para que agilizaran los trámites y le concedieran un nuevo visado a este joven, cuya extraña dolencia le causa el bloqueo de la circulación en su cerebro a causa de un defecto en la coagulación.