Al menos 10 muertos en un tiroteo en un colegio de EE.UU.

El tiroteo, ocurrido en el Estado norteamericano de Oregon, podría ser uno de los más mortíferos de los últimos años en un centro educativo de Estados Unidos.

Al menos 10 personas resultaron muertas y otras 20 heridas, según las últimas informaciones, después de que un campus universitario de Estados Unidos en el Estado de Oregon, al noroeste del país, se convirtiera nuevamente en escenario de un tiroteo indiscriminado.

El suceso se inició en torno a las 10:30 de la mañana hora local (19:30 Hora Central de Europa, o CET) en el campus del Centro de Estudios Superiores de Umpqua, en Roseburg, una ciudad de unos 20.000 habitantes situada a 420 kilómetros al sur de Portland. El centro de Umpqua, inaugurado en 1961, ofrece clases a 3.300 estudiantes a tiempo completo y a unos 16.000 a tiempo parcial.

Varias llamadas de emergencia alertaron a la policía del condado de Douglas de la presencia de un tirador que había causado múltiples víctimas. El autor del tiroteo, identificado como Chris Harper Mercer, resultó finalmente muerto tras un tiroteo con los agentes, según informó la cadena norteamericana CNN, si bien otros medios especularon con la posibilidad de un suicidio.

El responsable de la masacre sería al parecer un joven de 26 años, estudiante del mismo centro, que había advertido el día anterior a otros usuarios a través de foros en Internet que no acudieran al día siguiente a los colegios de la zona sugiriendo que iba a cometer una masacre. Varios testigos aseguraron que el sospechoso obligó a los estudiantes a tumbarse en el suelo y declarar sus creencias religiosas, antes de abrir fuego contra ellos, si bien la policía descartó que la acción estuviese relacionada con un ataque terrorista.

Esta tragedia supone uno de los tiroteos más mortíferos que se recuerdan en un centro educativo de Estados Unidos, donde en los últimos años se han producido varios incidentes similares que han reabierto sin éxito el debate sobre la libre posesión de armas de fuego, que garantiza la llamada Segunda Enmienda de la Constitución del país.