6 muertos en un atentado suicida contra un convoy británico en Kabul

Los talibanes han intensificado sus ataques suicidas en la capital afgana, especialmente a raíz del acuerdo para prolongar la presencia de tropas estadounidenses en el país hasta 2024.

Al menos seis personas fallecieron el jueves en la capital de Afganistán después de que un terrorista suicida se inmolase en un coche bomba al paso de un vehículo de la embajada del Reino Unido en Kabul, matando a cinco civiles y un británico.

Según informó un portavoz del Ministerio de Salud Pública de Afganistán, el ataque habría causado al menos 34 heridos, algunos de los cuales se encontrarían en estado crítico. Tres de los heridos serían también extranjeros, aunque no se precisó su nacionalidad.

La zona donde se produjo la explosión, que dejó el coche blindado de la embajada muy dañado, fue acordonada por soldados afganos y de la OTAN. La nueva oleada de ataques por parte de militantes talibanes se ha intensificado especialmente a raíz del reciente acuerdo firmado entre Washington y el gobierno afgano para extender hasta 2024 la presencia de tropas estadounidenses en el país.

Se trata del segundo atentado contra objetivos británicos en el país asiático en los últimos diez días, después de que tres terroristas suicidas perpetrasen el pasado 18 de noviembre un ataque coordinado con un camión cargado de explosivos contra una compañía británica de seguridad, matando a dos de sus guardias.

Kabul ha sido objeto de otros ataques suicidas casi a diario que recientemente han tenido por objetivo al jefe de policía de la ciudad y una conocida diputada, aunque ambos consiguieron salir con vida. “Cada día nos despertamos con el sonido de explosiones de bombas, se ha convertido en parte de nuestras vidas”, aseguraba un joven de la zona en declaraciones a la agencia Anatolia.