Una falsa alarma causa el pánico en un vuelo de Turkish Airlines

Un error de un tripulante de cabina provocó que por la megafonía del avión sonara un aviso de emergencia advirtiendo a los pasajeros que se prepararan para un amerizaje.

Un error causado por el personal de cabina de un vuelo de la compañía aérea turca Turkish Airlines provocó momentos de pánico entre los pasajeros que viajaban a bordo del aparato, que realizaba un trayecto entre las ciudades de Atenas y Estambul.

Según informaron el martes numerosos medios turcos, el incidente se produjo el lunes cuando el vuelo TK-1850, que había partido hacia las 15:00 horas de la capital griega, se disponía a aterrizar en el aeropuerto internacional Atatürk de Estambul en sólo 20 minutos, según anunció el capitán a los pasajeros.

Al parecer, y tan sólo unos minutos después de que el piloto anunciara que se había iniciado el descenso, a través de la megafonía del avión se escuchó un mensaje grabado diciendo que el aparato iba a realizar un aterrizaje de emergencia en el mar, pidiendo a los viajeros que tomasen varias medidas de seguridad ante un amerizaje inminente.

El anuncio se produjo por error después de que un miembro de la tripulación de cabina pulsase accidentalmente el botón de emergencia para este tipo de situaciones, según indicó la prensa turca, pero gran parte de los pasajeros turcos que escucharon y entendieron el mensaje comenzaron a rezar temiendo que el avión fuera a estrellarse, según comentó uno de los testigos presentes a bordo.

Pese a que otra azafata explicó poco después a los pasajeros que se había tratado de un error y que no se iba a producir ningún amerizaje, muchos de los viajeros no acabaron de creérselo y temieron lo peor después de que el avión sobrevolara el Mar de Mármara durante unos 20 minutos, antes de tomar finalmente tierra a las 17:00 hora local. “Muchos de los pasajeros se abrazaron tras el aterrizaje”, afirmó el testigo.

En un comunicado difundido posteriormente por la compañía aérea, Turkish Airlines reconoció el incidente atribuyéndolo a un simple error, pero negó que el avión (un Boeing 737-900) hubiese realizado ningún trayecto anómalo antes del aterrizaje ni que se hubieran producido momentos de pánico entre el pasaje, tal y como sugirió la prensa local. “Los pasajeros fueron informados de inmediato (del error), en el avión no se produjo ningún tipo de pánico”, aseguró la aerolínea.