Un guardia de seguridad de banco se fuga tras robar 4,8 millones de euros

El ladrón, empleado de una compañía de seguridad privada, salió corriendo con dos sacos llenos de dinero cuando custodiaba el traslado desde un banco a un vehículo blindado.

Un guardia de seguridad que trabajaba para una sucursal bancaria en la provincia de Adana, al sur de Turquía se ha fugado tras robar 4.795.000 euros, según informó el miércoles la prensa turca.

El suceso se produjo cuando los guardias de seguridad del banco estaban transportando dos sacas de dinero a un vehículo blindado en la calle Karataş en el distrito de Yüreğir, al sur de la ciudad de Adana.

Fue en ese momento cuando uno de los guardias cogió ambas sacas con dinero y salió corriendo con ellas hacia un coche cercano que le estaba esperando. El resto de guardias de seguridad que custodiaban el transporte salieron corriendo tras el vehículo, pero no consiguieron darle alcance.

Tras alertar a las fuerzas de seguridad, cuatro sospechosos fueron detenidos en la investigación puesta inmediatamente en marcha; sin embargo hasta ahora el principal autor del robo, empleado de una compañía de seguridad privada y que llevaba trabajando en el banco desde 2013, continúa a la fuga y en paradero desconocido junto con sus cuatro cómplices, que están siendo buscados por la policía.