ÚLTIMOS DÍAS DE CLASES Y EXÁMENES EN TURQUÍA

MIENTRAS MILLONES DE ESCOLARES COMIENZAN SUS VACACIONES DE VERANO, MÁS DE 1´5 MILLONES DE ESTUDIANTES VIVEN ESTOS DÍAS LAS PRUEBAS DE SELECTIVIDAD

El pasado viernes sonó la campana que marcaba el final del curso escolar para aproximadamente 15 millones de escolares de toda Turquía, dando comienzo así el ansiado período de vacaciones de tres meses de duración hasta el comienzo del siguiente curso, a principios de septiembre.

Más de 700.000 niños de preescolar, 11 millones de escolares de colegios y más de 3 millones de estudiantes de instituto podrán a partir de ahora disfrutar de sus vacaciones de verano hasta el 8 de septiembre, cuando dé comienzo el nuevo año académico 2008-2009. Sin embargo, los alrededor de 650.000 profesores de primaria y secundaria no comenzarán sus vacaciones hasta el mes de julio.

Además, aquellos estudiantes que hayan completado el bachillerato comenzaron ayer domingo las pruebas de Selectividad (llamadas ÖSS en sus siglas en turco). Para aquellos que quieran especializarse en una lengua extranjera, las pruebas darán comienzo el próximo 22 de junio. En ambos casos, el resultado de las pruebas de acceso a la universidad serán anunciadas entre el 15 y el 20 de julio por el Centro de Selección y Colocación de Estudiantes (ÖSYM).

Este año más de 1´5 millones de estudiantes tomaron parte en la prueba de Selectividad, que comenzó el domingo a las 9:30 de la mañana. El examen incluía ocho partes cada una de ellas con 30 preguntas con varias respuestas posibles, relacionadas con la física, matemáticas, geografía, historia, literatura, biología, etc.

Como anécdota, tres jugadores del equipo nacional de fútbol de Turquía -Semih Şentürk, Servet Çetin y Uğur Boral- realizaron su pertinente prueba de Selectividad en Ginebra (Suiza), donde el equipo se jugaba su pase a cuartos de final en la Eurocopa 2008 frente a la República Checa. Otra deportista, Neriman Özsoy, jugadora de la selección femenina nacional de voleybol de Turquía, tuvo que realizar su examen en Gianitsa (Grecia), donde se encontraba jugando su equipo.

Muchos padres esperaban ansiosos la salida de sus hijos en los propios centros de examen, algunos incluso rezando por el buen resultado de los exámenes de sus hijos, mientras que otros criticaban la presión y el stress al que se ven sometidos durante los días previos a esta crucial prueba. De los 1´52 millones de estudiantes que acudieron a la prueba este año, más de 1´3 millones no lo hacían por primera vez. Y es que muchos estudiantes realizan las pruebas de la ÖSS varias veces para mejorar su nota y poder optar a más universidades y carreras, o simplemente porque quieren cambiar la especialidad a la que optan.

Los estudiantes de la ÖSS o Selectividad turca están sometidos a estrictas medidas de seguridad, y por ejemplo no se les permite acudir con teléfonos móviles, mp3 o cualquier otro aparato electrónico al aula de examen, para evitar posibles \»trampas\». En aproximadamente un mes, sabrán a qué universidades y carreras podrán optar. ¡Suerte!