Turquía y EE.UU. acuerdan crear una zona libre del IS en el norte de Siria

La zona, que estará también vedada a las milicias kurdas del PYD, será ocupada por fuerzas de la oposición moderada siria y contará con la protección de las fuerzas aéreas de ambos países.

El vice secretario de exteriores de Turquía, Feridun Sinirlioğlu, afirmó durante una recepción ofrecida el martes en la capital turca que Ankara y Washington han llegado a un acuerdo para establecer una zona libre del autodenominado Estado Islámico (IS) en el norte de Siria, en la que se ubicarán grupos rebeldes de la oposición siria moderada.

La zona, que también estará vedada a las milicias armadas kurdas del PYD –una organización que Turquía considera la rama siria del PKK- contará además con la protección aérea de cazas tanto del ejército turco como de la aviación estadounidense, que recientemente ha comenzado a desplegar sus primeros aviones de combate en la base aérea de İncirlik, en la provincia turca de Adana.

“No sólo turcomanos, sino también árabes entre otros, serán ubicados en la zona. Estarán bajo la protección aérea de cualquier posible ataque por parte del IS, el PYD o del régimen de Assad. Tenemos un acuerdo común con Estados Unidos sobre este asunto”, aseguró Sinirlioğlu citado por medios turcos.

De acuerdo a sus declaraciones la zona de seguridad, situada a lo largo de la frontera siria con Turquía, tendrá inicialmente unas dimensiones de 48 por 95 kilómetros, y cualquier miembro del IS o el PYD que trate de infiltrarse en esta región será inmediatamente neutralizado desde el aire.