Turquía pone en órbita un nuevo satélite de telecomunicaciones

Un cohete ruso Protón-M lanzado desde el Cosmódromo de Baikonur pondrá en órbita este jueves el sexto satélite de comunicaciones de Turquía, fabricado conjuntamente por ingenieros turcos y japoneses.

Un cohete ruso Protón-M lanzado desde el Cosmódromo de Baikonur en Kazajistán pondrá en órbita el jueves por la noche el satélite de comunicaciones turco Türksat 4B, según anunció en un comunicado difundido horas antes por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Turquía.

El Türksat 4B, el sexto que el país euroasiático lanza al espacio, trabajará conjuntamente con su satélite gemelo, el Türksat 4A, que fue puesto en órbita en febrero del año pasado desde el mismo centro espacial.

Diseñado para operar durante al menos los próximos 15 años, el Türksat 4B ha sido fabricado conjuntamente por ingenieros turcos y japoneses y permitirá tanto multiplicar la velocidad de los servicios de internet en Turquía como reducir los precios para el usuario final, según destacó el ministro de Transportes, Comunicaciones y Asuntos Marítimos, Feridun Bilgin. “El Türksat 4B cubrirá el suroeste de Asia, e incluirá Turquía, África, Europa, Oriente Medio y Asia Central”, destacó en un comunicado Bilgin.

Los planes para poner en órbita la nueva generación de satélites Türksat fueron anunciados a principios de 2011, tras la firma en Ankara de un acuerdo con la compañía japonesa Mitsubishi Electric MELCO por un valor total de 571 millones de dólares. Un séptimo satélite, el Türksat 5A, será construido por las Industrias Aeroespaciales Turcas en sus instalaciones a las afueras de Ankara y se convertirá en el primer satélite geoestacionario fabricado en el país, aunque su lanzamiento al espacio no está previsto inicialmente hasta 2018.