F16 del ejército turco

Turquía desplegará cazas de combate en la base aérea de la OTAN en İncirlik 

Turquía ha anunciado a través de su Ministerio de Defensa que desplegará una flota de cazas de combate F-16 en la base aérea de İncirlik, situada en la provincia turca de Adana y que comparte con EE.UU. y la OTAN; además, la base -que hasta ahora venía siendo usada por el ejército turco principalmente como base de aprovisionamiento aéreo para misiones de combate- será renombrada como “10º Mando de la Base Principal de Reactores” en línea con su nueva función.

“El nombre del 10º Mando de la Base de Aviones Cisterna ha sido cambiado por 10º Mando de la Base Principal de Reactores, en línea con las necesidades de nuestras Fuerzas Aéreas”, informó el Ministerio de Defensa de Turquía en un comunicado divulgado el 18 de abril. Fuentes de defensa turcas informaron que el cambio va destinado a suplir la necesidad de despliegue en la región sur-sureste de la creciente flota de cazas de combate del ejército turco, que ya cuenta con bases aéreas en provincias como Eskişehir, Balıkesir y Diyarbakır, y que próximamente incorporará otros 40 nuevos F-16 vendidos por EE.UU., país del que Ankara ha adquirido además 79 kits de actualización para su flota de F-16 ya existente.

Construida en los años 50 a las afueras de Adana, la 5ª ciudad más importante de Turquía, la base aérea de İncirlik ha sido una de las más activas en Turquía por su estratégica situación en el Mediterráneo Oriental y de la región más conflictiva de Oriente Medio, habiendo tenido un papel muy relevante durante la Guerra del Golfo o en Afganistán. En virtud de acuerdos bilaterales es usada conjuntamente por las Fuerzas Armadas de Turquía y por otros países de la OTAN, principalmente Estados Unidos, que tiene a İncirlik como sede del Ala 10 de la Fuerza Aérea estadounidense.