Turquía aspira a la autosuficiencia en defensa

El presidente turco asistió el fin de semana a la botadura de la TCG Burgazada, una corbeta de fabricación turca que forma parte del proyecto MİLGEM, que busca desarrollar una flota moderna producida en Turquía.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan asistió el sábado al acto inaugural de la TCG Burgazada, una corbeta de guerra fabricada en Turquía, en un acto en el que reiteró el objetivo de Turquía de alcanzar la autosuficiencia en la industria de defensa para el año 2023, cuando se cumple el centenario de la fundación de la República.

En declaraciones realizadas durante la botadura del nuevo barco en los astilleros de Estambul, Erdoğan aseguró que el país euroasiático pronto “estará en posición de fabricar nuestros propios portaaviones. Turquía no puede quedarse atrás en los campos de la industria de defensa y militar a causa de nuestra ubicación geográfica estratégica”, subrayó el mandatario turco, quien también realizó de forma simbólica una soldadura en el TCG Kınalıada, otra corbeta de fabricación nacional que se prevé esté terminada en mayo de 2017.

Por su parte el ministro de defensa Fikri Işık destacó que Turquía se encuentra actualmente entre las 10 principales naciones del mundo en lo que se refiere a construcción naval militar. “La tasa de producción doméstica de Turquía en la industria de defensa se ha incrementado hasta el 60%, desde un 24% (anteriormente)”, señaló Işık, añadiendo que para Turquía reducir la dependencia de las importaciones en defensa es un objetivo estratégico nacional.

El primer ministro turco Binali Yıldırım, también presente en la ceremonia inaugural de la TCG Burgazada, indicó por su parte que el gobierno había invertido más de 26.000 millones de euros en los últimos 14 años en la industria de defensa nacional. “Turquía se ubica en un círculo de fuego, y muchas naciones oprimidas esperan nuestro apoyo. Por tanto, debemos mejorar nuestra capacidad de defensa y disuasión, empleando para ello recursos locales y nacionales”, insistió Yıldırım.

El TCG Burgazada es la tercera corbeta de clase Ada producida en Turquía bajo el proyecto MİLGEM (de las palabras Milli Gemi o “Barco Nacional”, en turco), que prevé la construcción en Turquía de al menos 8 corbetas y 4 fragatas para la armada turca, con el objetivo de desarrollar una flota moderna con capacidad anti-submarina y de invisibilidad al radar y capaz de llevar a cabo todo tipo de misiones y operaciones. La primera corbeta construida en el marco del proyecto, la TCG Heybeliada, fue inaugurada en 2008.

Los barcos reciben los nombres de las llamadas Islas de los Príncipes situadas frente a las costas de Estambul. Estas corbetas incluyen entre su armamento cañones de 76 milímetros, misiles y torpedos, y disponen de helipuerto con capacidad para transportar un helicóptero Seahawk. Con un desplazamiento de 2.400 toneladas, alcanzan una velocidad máxima superior a los 29 nudos (53 kilómetros por hora) y poseen un rango operativo de 3.500 millas náuticas (unos 6.500 kilómetros).