Turquía apuesta por el coche eléctrico

El país euroasiático quiere apostar por el desarrollo de su propio vehículo eléctrico nacional que compita en el mercado mundial de esta nueva tecnología, dejando atrás la idea de un coche de fabricación nacional con motor de combustión.

 

Turquía quiere apostar por los vehículos eléctricos y por su producción a nivel nacional, y para ello el gobierno está dispuesto a suministrar toda la financiación necesaria en la investigación de esta tecnología, mientras que el Ministerio de Ciencia, Industria y Tecnología del país euroasiático se ha comprometido a adquirir 200 coches eléctricos durante los próximos cinco años.

“Turquía se hará a sí misma un nombre con la producción y desarrollo del coche eléctrico nacional”, declaró a la agencia de noticias Anatolia el ministro de Ciencia, Industria y Tecnología, Nihat Ergün, subrayando que el gobierno quiere apostar por este nuevo tipo de vehículo y hacerse un hueco en el sector, después de que parezca haber aparcado definitivamente la idea de desarrollar un coche de fabricación nacional con el tradicional motor de combustión.

Según explicó Ergün, el Consejo de Investigación Científica y Técnica de Turquía (TÜBİTAK) garantizará el 100% del apoyo financiero necesario a aquellos productores que trabajen en la investigación y desarrollo del coche eléctrico, para lo que espera no sólo la colaboración entre universidades sino entre agentes públicos y privados del sector. Así mismo Ergün se comprometió a que su ministerio adquirirá 200 coches eléctricos durante los próximos cinco años como parte de la iniciativa para fomentar el desarrollo y uso de esta tecnología.

El primer paso hacia la producción de un coche eléctrico nacional que compita en el incipiente mercado mundial de este tipo de vehículos será la fabricación en Turquía de una parte importante del automóvil, con la ayuda de equipos de universidades así como de instituciones de investigación tanto públicas como privadas.

En esta primera fase se llevará a cabo el diseño del propio vehículo, así como de las baterías, los motores eléctricos y los sistemas de control; todas estas piezas se desarrollarán a nivel local y posteriormente se ensamblarán conjuntamente, según explicó el ministro. Las propuestas para el nuevo coche eléctrico turco, que se espera sean presentadas al TÜBİTAK a finales de mayo, deberán presentar un modelo asequible para su uso en ciudad o para transporte público, con un mínimo de cuatro ruedas y movido por energía eléctrica.