El gobierno turco incrementará el uso de software libre en sus ordenadores

La medida, que sustituirá gradualmente el software de Microsoft por el sistema operativo turco basado en Linux “Pardus”, permitirá ahorrar más de 600 millones de euros.

Gracias a un proyecto puesto en marcha por el Ministerio de Ciencia, Industria y Tecnología de Turquía, el gobierno turco pretende introducir el sistema operativo Pardus en unos 10.000 ordenadores usados por la administración pública del Estado con el objetivo de ahorrar costes.

Según informó el diario turco Sabah, la medida anunciada por el ejecutivo pretende sustituir gradualmente en los equipos informáticos el software de Microsoft por distribuciones de esta distribución gratuita basada en el popular Linux, y que permitirá ahorrar inicialmente según estimaciones unos 625 millones de euros de los presupuestos.

Actualmente la administración del Estado turco turca debe pagar cada año 500 liras turcas –unos 175 euros- por cada copia del software propiedad de la compañía Microsoft utilizado en los cerca de 3,3 millones de ordenadores empleados en sus servicios públicos.

El sistema operativo Pardus fue desarrollado originalmente por el Consejo de Investigación Científica y Tecnología de Turquía (TÜBİTAK) hace aproximadamente una década a instancias del gobierno turco, como un sistema operativo de código abierto que inicialmente utilizó la distribución Gentoo de Linux, si bien las versiones más modernas (2013) han adoptado Debian como sistema base, según ha confirmado el propio TÜBİTAK.

Conocido por su facilidad de instalación y manejo por parte de usuarios sin conocimientos previos sobre GNU/Linux, Pardus ya viene siendo usado desde hace tiempo por las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) y varias universidades e instituciones públicas de Turquía, incluyendo el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Departamento Nacional de Policía.

Pese a haber sido desarrollado originalmente en Turquía, está disponible en otros idiomas y actualmente lo emplean usuarios de todo el mundo. Su nombre procede de la Panthera Pardus Tulliana, una especie de felino conocido como leopardo de Anatolia endémico de Turquía, y que hasta hace poco se creía extinto.