avión, vuelos y dispositivos electrónicos

Reino Unido pone fin a las restricciones en algunos vuelos procedentes de Estambul

Londres anunció el viernes el fin de las medidas contra el transporte de dispositivos electrónicos en los vuelos de Turkish Airlines procedentes de Estambul, aunque mantiene las restricciones sobre otras compañías y aeropuertos.

El director ejecutivo de la compañía aérea turca Turkish Airlines (THY), Bilal Ekşi, anunció el viernes a través de su cuenta oficial en Twitter que Reino Unido había puesto fin a las restricciones vigentes desde principios de año sobre el transporte de aparatos electrónicos en cabina –incluyendo tablets, ordenadores portátiles y videoconsolas- para los vuelos de la aerolínea procedentes de los aeropuertos Atatürk y Sabiha Gökçen de Estambul.

Según confirmó a los medios el Departamento Británico para el Transporte en un comunicado, los pasajeros podrán a partir de ahora llevar consigo dispositivos electrónicos aparte de su teléfono móvil en los vuelos de THY procedentes de ambos aeropuertos, situados respectivamente en el lado europeo y asiático de Estambul. También podrán hacerlo los viajeros que vuelen con Pegasus desde Sabiha Gökçen y desde el aeropuerto Adnan Menderes de İzmir.

No obstante las restricciones continuarán vigentes para el resto de vuelos procedentes de Atatürk e İzmir, así como de cualquier otro aeropuerto de Turquía; las autoridades británicas señalan que estas medidas serán levantadas una vez el gobierno turco aplique las medidas de seguridad que exige Reino Unido. Londres también mantiene como hasta ahora las prohibiciones para los vuelos con origen en Líbano, Egipto, Jordania, Arabia Saudí y Túnez.

La semana pasada fuentes diplomáticas del Reino Unido habían informado a las autoridades turcas que las restricciones sobre el transporte en la cabina del avión de dispositivos electrónicos por parte de los pasajeros, que está vigente desde marzo en los vuelos procedentes de Turquía, sería levantada por Londres después de que recientemente Estados Unidos tomara la misma resolución.

A principios de julio Washington levantó las restricciones aplicadas en marzo –que fueron secundadas días después por Londres- sobre el uso de dispositivos mayores que un teléfono móvil en cabina en los vuelos desde el aeropuerto internacional Atatürk de Turquía, uno de los 10 aeropuertos en 8 países de mayoría musulmana sobre los que en marzo se anunciaron las medidas.

Pese a todo, las autoridades turcas, que instalaron en el aeropuerto Atatürk dos máquinas de tomografía en 3D de última tecnología, habían insistido desde el inicio de las sanciones que las medidas de seguridad en los aeropuertos turcos eran de las más estrictas del mundo.

Aunque las autoridades de seguridad aérea de EE.UU. argumentaban que la prohibición respondía a una potencial amenaza terrorista por la posibilidad de que militantes islamistas transportasen bombas ocultas en dichos dispositivos, los expertos consideran que las restricciones aprobadas por la Administración para la Seguridad en el Transporte (TSA) de Estados Unidos carecen de sentido, dado que los posibles terroristas pueden viajar a Estados Unidos o Europa a través de cualquier otro país sobre el que no estén vigentes dichas prohibiciones.