PLAN PAULSON: EE.UU. COMPRARÁ 250.000 MILLONES EN ACCIONES

El secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, anunció que nueve grandes bancos, incluidos Citigroup, JPMorgan Chase y el Bank of America, serán recapitalizados por el gobierno, que se quedará a cambio con parte de sus acciones. El Gobierno también garantizará temporalmente la deuda bancaria y los préstamos interbancarios y ofrecerá garantías ilimitadas para los depósitos en muchas cuentas.

\»Las acciones de hoy no son las que hubiéramos querido, pero son lo que debemos hacer para restaurar la confianza en nuestro sistema financiero\», dijo Paulson. \»Que el Gobierno tenga participación en cualquier empresa privada estadounidense es objetable para la mayoría de los estadounidenses, yo incluido. Pero la alternativa de dejar a las empresas y a los consumidores sin acceso a la financiación es totalmente inaceptable\», añadió.

El anuncio tiene lugar tras una serie de paquetes de rescate bancarios lanzados el lunes en los cuales Alemania por sí sola incluyó 400.000 millones de euros en garantías de préstamos y 80.000 millones de euros en capital fresco.

El Banco de Japón también anunció nuevas medidas el martes para descongelar el crédito bancario, ofreciendo a los bancos fondos en dólares ilimitados, mientras dejó sus tasas de interés sin cambios en 0,5% en una reunión extraordinaria.

Francia, por su parte, revisó a la baja su estimación de crecimiento para el tercer trimestre del año, a -0,1%, lo cual coloca al país en recesión, tras una contracción de 0,3% de su PIB en el segundo trimestre de 2008. En Alemania, un grupo de importantes institutos de análisis indicó asimismo que la mayor economía de Europa crecería probablemente sólo un 0,2% en 2009.

En Londres, la tasa de inflación británica subió a 5,2% interanual en septiembre, su máximo en 16 años. La inflación en Francia, no obstante, retrocedió en septiembre a 3% interanual, frente al 3,2% en agosto, mientras en España bajó a 4,6% interanual en septiembre, con un 4,9% el mes anterior.

El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que los próximos días serán \»cruciales\» y urgió a los líderes europeos a adoptar acciones rápidamente para apoyar a los bancos y lograr que vuelvan a prestarse dinero entre ellos.