\’\’NO HAY PRUEBAS DE QUE OCALAN HAYA SIDO ENVENENADO\’\’

No hay pruebas que respalden las demandas de que el líder terrorista kurdo Abdullah Ocalan, encarcelado por el gobierno turco, esté siendo envenenado por sus captores, dice un informe de la comisión anti-tortura del Consejo de Europa.

El informe, emitido ayer jueves, dice que una investigación médica independiente encontró que las muestras de pelo tomadas de Ocalan en la isla prisión de Imrali, donde ha estado encarcelado desde 1999, no tenían ninguna evidencia de toxinas tal y como alegaban los abogados de Ocalan.

\»Los hallazgos de los expertos… indican que el prisionero no ha sido sujeto a intoxicación por metales pesados\», dice el informe.

El Consejo de Europa, una organización de derechos humanos, envió una delegación de su comité para la prevención de la tortura para investigar el estado de Ocalan el pasado mes de mayo.

Fue la cuarta visita similar desde 1999 para comprobar si Ocalan estaba recibiendo un trato acorde con los estándares internacionales.

Los abogados de Ocalan dijeron el año pasado que un análisis de su pelo mostraba grandes cantidades de estroncio y cromo, ambos tóxicos en altas dosis e indicadores de un envenenamiento crónico.

La comisión enviada por el Consejo de Europa sugiere que, como medida de precaución, la sangre de Ocalan sea analizada cada tres meses.