MULTITUDINARIA DESPEDIDA AL PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN TURCA DE FÚTBOL (TFF)

PERSONALIDADES DEL DEPORTE Y LA POLÍTICA ACUDIERON A DAR SU ÚLTIMO ADIÓS A HASAN DOĞAN, CUYA SÚBITA MUERTE CONMOCIONÓ AL PAÍS EL PASADO SÁBADO

Hasan Doğan, presidente de la Federación Turca de Fútbol (TFF), fue enterrado ayer lunes en Estambul. Doğan, de 52 años, falleció el pasado sábado tras sufrir un ataque al corazón mientras pasaba sus vacaciones en Bodrum, en la costa suroeste de Turquía. En el momento de sufrir el ataque se encontraba acompañado por el conocido entrenador de la selección nacional de fútbol de Turquía, Fatih Terim, con quien estaba almorzando.

Doğan fue enterrado en el Cementerio de Topkapı, tras un funeral que tuvo lugar en la Mezquita de Fatih, que se quedó pequeña para la gran multitud que acudió a darle su último adiós. Al entierro asistieron varias personalidades, incluyendo al Presidente turco Abdullah Gül, el primer ministro turco Tayyip Erdoğan y el portavoz del Parlamento Koksal Toptan, además de varios ministros y representantes del mundo empresarial y del deporte. Tras el funeral, el propio primer ministro Erdoğan y el Presidente Gül transportaron a hombros el féretro de Doğan hasta el coche fúnebre.

Doğan, destacado empresario, venía dirigiendo la federación turca de fútbol desde febrero de este año, y vivió para ver cómo el pasado mes de junio la selección nacional llegaba a las semifinales de la Eurocopa 2008 por primera vez en su historia, todo un fenómeno en un país donde el fútbol se vive con una pasión única. Hasan Doğan deja mujer y dos hijos.

La Federación Turca de Fútbol había decidido previamente celebrar una ceremonia de homenaje en honor de Doğan en sus instalaciones, en el distrito estambulita de Levent. A la ceremonia asistieron cientos de personas, incluyendo varios dirigentes políticos y conocidos deportistas.

El presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Joseph S. Blatter, destacó en una carta publicada este sábado en la página oficial de la institución la contribución de Doğan al deporte del fútbol, señalando que su legado perviviría.

\»Recordaremos su vasta experiencia y conocimientos, su determinación para desarrollar el deporte así como su personalidad única. Hasan Doğan consiguió situar no sólo al fúbol turco sino también a la selección nacional a un nivel internacional en sólo unos pocos meses al mando de la TFF\», decía Blatter en su carta.

\»Mantendremos dulces recuerdos de un consumado líder y un hombre extraordinario, cuyas grandes cualidades humanas aseguraron que dejase una marca indeleble en el juego del fútbol, no sólo ayudando a desarrollar el fútbol en Turquía, sino también en todo el mundo\», añadía.