Muere un piloto turco al estrellarse su avión durante un vuelo de entrenamiento

El cuerpo del piloto fue encontrado a 20 kilómetros de donde se estrelló el avión, que realizaba un vuelo para completar un curso de formación. Testigos presenciales vieron salir humo de la aeronave y caer el cuerpo al vacío.

Un hombre de nacionalidad turca falleció el miércoles por la mañana en la provincia de Adıyaman, en el sureste de Turquía, después de que el avión que pilotaba y en el que realizaba un vuelo de entrenamiento se estrellase por causas que aún se investigan.

El aparato, un Cessna 172SP de sólo dos años de antigüedad perteneciente a la Universidad de Gaziantep, se estrelló en un descampado en el distrito de Besni. Los servicios de emergencia que se desplazaron de inmediato hasta el lugar del siniestro sólo pudieron extinguir las llamas de los restos del avión y confirmar que su ocupante había muerto.

En declaraciones a medios locales el rector de la universidad, Ali Gür, señaló que habían sido dos los aviones propiedad de la Academia de Vuelo de la Facultad de Aeronáutica y Astronáutica que habían despegado del aeropuerto de Gaziantep, confirmando que por ahora se desconocían los motivos del accidente aéreo.

“El otro avión y el otro piloto están bien”, dijo el rector. Según explicó, se trataba de dos alumnos que habían despegado para completar las horas de vuelo requeridas para finalizar su curso de formación, cuando el avión que iba en cabeza cayó a tierra.

Según informó la prensa turca el piloto fallecido habría sido identificado como Mehmet Önal, de 40 años de edad, que había despegado de Gaziantep para realizar las últimas 6 horas de vuelo que le restaban de las 38 necesarias para completar el curso.

Su cuerpo fue encontrado a unos 20 kilómetros de distancia del lugar donde se estrelló el avión, y testigos presenciales confirmaron que habían visto salir un humo blanco del aparato y poco después cómo “algo” caía del avión, lo que aumenta aún más los interrogantes sobre este siniestro.