empresaria turca Suna Kıraç

Muere tras una larga enfermedad la conocida empresaria turca Suna Kıraç

La famosa empresaria turca, hija menor del fundador del holding turco Koç, falleció este martes tras luchar durante los últimos años con una larga enfermedad incapacitante.

La conocida empresaria turca Suna Kıraç, hija del fundador del holding turco Koç, ha fallecido tras luchar una larga batalla con una enfermedad –esclerosis lateral amiotrófica o ELA– que la había incapacitado en los últimos años, según anunció este martes el propio Koç Holding en un comunicado.

La empresaria de 79 años, casada con Inan Kıraç (un antiguo miembro de la junta directiva del holding), era la hija menor de Vehbi Koç, el empresario oriundo de Ankara que fundó el conglomerado empresarial Koç Holding a partir de varias empresas pequeñas, y acabó convirtiéndose en uno de los ciudadanos más ricos de Turquía.

Kıraç, que aparece en la lista Forbes de las 100 personas más ricas de Turquía en el puesto nº 13 con una fortuna personal estimada en más de 1.300 millones de euros, fue diagnosticada de ELA en el año 2000 y desde entonces había luchado una larga batalla con esta enfermedad degenerativa neuromuscular que va paralizando progresivamente los músculos. Uno de los pacientes más famosos con ELA es el famoso físico Stephen Hawking, fallecido en 2018.

En un comunicado, el Koç Holding mostró su gran pesar por la muerte de Suna Kıraç, «quien fue criada con los valores de la República y realizó grandes contribuciones a la industria, la educación, la cultura y las artes de nuestros país, gracias a sus logros en los negocios y en su vida social. La recordaremos con su personalidad inspiradora, visionaria y pionera«, decía el comunicado.

A lo largo de su vida como empresaria, Suna Kıraç ocupó varios cargos en el holding turco, incluido el de vicepresidenta de la junta directiva (desde 1980), aunque sus orígenes fueron más humildes cuando comenzó trabajando como secretaria para su padre cuando éste era aún un modesto empresario. Entre sus logros, fue la impulsora de marcas turcas como Arçelik o Beko a nivel internacional; sin embargo su enfermedad la obligó a abandonar en los últimos años sus funciones.