‘’Los bombardeos no bastarán para detener al Estado Islámico’’, advierte el presidente turco

Durante una visita a un campo de refugiados, Erdoğan insistió en la necesidad de una estrategia global que incluya áreas seguras para la población civil y una zona de exclusión aérea sobre Siria.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan volvió a insistir el martes en la necesidad de poner en práctica una estrategia en Siria que pase por crear una zona de seguridad para los refugiados, establecer una zona de exclusión aérea, y proveer entrenamiento y equipo a la oposición siria moderada, como pasos imprescindibles para frenar el avance del Estado Islámico (IS) por la región.

Kobane está a punto de caer”, dijo Erdoğan durante una visita realizada el martes a un campo de refugiados sirios en la provincia turca de Gaziantep, refiriéndose a la localidad siria próxima a la frontera de Turquía que lleva tres semanas bajo asedio de los combatientes yihadistas.

“Los ataques aéreos no detendrán al grupo terrorista Estado Islámico. Necesitamos una zona de exclusión aérea, zonas de seguridad (para la población civil) y equipar y entrenar a la oposición siria moderada”, insistió el mandatario turco.

Pese a que el lunes las milicias kurdas que defienden Ayn al-Arab (Kobane, en kurdo) aseguraron que habían repelido los intentos del IS por tomar la ciudad, varios informes apuntan a que las fuerzas del grupo islamista radical habrían rodeado la ciudad tras haber plantado el lunes por primera vez su bandera en uno de los edificios de la localidad. Al menos 2.000 combatientes del Estado Islámico estarían tomando parte en la ofensiva contra Kobane, que según fuentes citadas por la agencia de noticias turca Anatolia “está a punto de caer ante el IS”.

Davutoğlu: Turquía está dispuesta a intervenir en Siria

En una extensa entrevista concedida el lunes a la cadena internacional CNN, el primer ministro turco Ahmet Davutoğlu aseguró que su país no dudará en enviar tropas a Siria si el resto de aliados aceptan combatir no sólo al Estado Islámico, sino también al régimen de Bashar al-Assad.

“Los ataques aéreos en Siria de la coalición liderada por Estados Unidos eran necesarios, pero no son suficientes para derrotar al IS”, subrayó Davutoğlu durante la entrevista (la primera realizada a una cadena extranjera), realizada en inglés y dirigida por la periodista británica Christiane Amanpour.

“Si el IS se va (tras ser derrotado), otra organización radical podría venir; por lo tanto nuestro enfoque debería ser global e incluir una estrategia no sólo para atacar a un grupo terrorista, sino para eliminar cualquier amenaza terrorista en el futuro así como acabar con todos los brutales crímenes contra la Humanidad cometidos por el régimen (de Assad)”, explicó el primer ministro turco.

Refiriéndose a la situación en la localidad siria de Kobane, próxima a la frontera turca y de la que cerca de 190.000 refugiados –principalmente de etnia kurda- han huido en las últimas semanas hacia Turquía, Davutoğlu aseguró que Ankara hará todo lo posible para ayudar a los desplazados, a los que se refirió como “nuestros hermanos y hermanas”. El primer ministro además recordó que Turquía ya advirtió en su día a europeos y estadounidenses del aumento del radicalismo en Siria como resultado de la brutal represión cometida por el régimen de Damasco.