La policía confisca 600 kilos de heroína en el este de Turquía

La droga, que viajaba oculta en un camión con destino a Estambul, constituye el mayor alijo incautado en lo que va de año en toda Turquía.

Efectivos de la policía turca confiscaban el fin de semana en la provincia de Elazığ, al este de Anatolia, 600 kilogramos de heroína que viajaban transportadas ocultas en un camión, en lo que constituye el mayor alijo de droga incautado en lo que va de año en el país euroasiático.

En declaraciones a la prensa turca realizadas por Murat Zoroğlu, gobernador de la provincia, éste confirmó la incautación de la heroína durante una operación conjunta de la policía local y un equipo especializado en la lucha anti-narcóticos realizada el domingo; el dispositivo policial se puso en marcha tras haber recibido un chivatazo sobre el camión, que fue modificado para parecer un quitanieves y se dirigía hacia Estambul

“Nuestra lucha contra los traficantes que quieren envenenar a nuestros jóvenes y niños continuará con ayuda de la policía y la gendarmería”, dijo Zoroğlu refiriéndose a la operación, en la que por ahora ha sido detenida una persona.

El gobierno turco lanzó el pasado año un plan para combatir la distribución y venta de drogas mediante la colaboración entre equipos especiales y las fuerzas de seguridad, y que incluye mayores penas de prisión para los traficantes y camellos, que podrían hasta duplicarse si el delito se comete cerca de centros educativos.

Las autoridades han declarado además la guerra al “bonzai”, una droga muy barata y altamente adictiva cuyo consumo se ha disparado en el país y cuyos consumidores más jóvenes rondan los 11 años.