LA OSCE ADOPTA LAS TESIS DE TURQUIA SOBRE EL GENOCIDIO ARMENIO

LA MOCIÓN FUE APROBADA CON LA ÚNICA OPOSICIÓN DE ARMENIA

Los 56 países que integran la Asamblea General de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) adoptaron por primera vez una resolución que respalda las tesis turcas contra las alegaciones armenias sobre la existencia de un \»genocidio\» a manos del antiguo Imperio Otomano en 1915. La OSCE está considerada la segunda organización política mundial más importante después de la ONU.

Alaattin Büyükkaya, jefe de la delegación turca en la Asamblea Parlamentaria de la OSCE, subrayaba este miércoles en un comunicado el importante respaldo que habían recibido las tesis turcas sobre el reconocimiento del llamado \»genocidio armenio\» con esta decisión histórica.

\»La sesión anual de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE se celebró en la capital kazaja de Astana con el título principal de \»Transparencia en la OSCE\». Durante la sesión, una moción presentada por la delegación turca fue aprobada. La moción subraya que acontecimientos pasados como el genocidio deberían ser reconocidos sólo después de que los historiadores hayan llevado a cabo una detallada búsqueda en toda clase de archivos\», dijo el representante turco.

\»La OSCE es la mayor organización internacional después de las Naciones Unidas. La adopción de las tesis turcas por parte de la OSCE representa un logro significativo contra las alegaciones armenias. Además, las tesis turcas sobre los acontecimientos de 1915 han sido adoptadas por primera vez en una organización internacional. La OSCE tiene 56 estados miembros. Sólo Armenia ha votado en contra de la moción. La mayoría de los otros estados miembros han votado a favor de ella\», señaló Büyükkaya.

La moción aprobada por la Asamblea Parlamentaria de la OSCE pide la formación de comisiones históricas conjuntas formadas por historiadores y expertos para realizar una investigación en archivos políticos y militares que aporte luz \»de forma científica y objetiva sobre un disputado período de la historia, en un esfuerzo por servir a la transparencia y el entendimiento común entre los estados miembros\», en clara referencia al largo contencioso que mantienen Turquía y Armenia sobre los sucesos que tuvieron lugar en 1915.

Armenia, con el respaldo de la Diáspora, reclama que un millón y medio de armenios fueron masacrados en 1915 durante una serie de matanzas ordenadas por los turcos, cuando ambos pueblos formaban parte del Imperio Otomano. Turquía rechaza categóricamente estas acusaciones y dice que unos 300.000 armenios, junto con al menos otros tantos turcos, murieron como consecuencia de las luchas civiles que surgieron cuando los armenios iniciaron una revuelta armada en Anatolia Oriental reclamando la independencia de lo que ellos llamaban \»la Gran Armenia\», recibiendo para ello armas y suministros de Rusia, por entonces en guerra con el Imperio Otomano.

Turquía propuso oficialmente en 2005 al gobierno de Armenia la creación de una comisión histórica conjunta formada por historiadores y otros expertos de ambos países para estudiar conjuntamente los acontecimientos de 1915 y abrir los archivos turcos y armenios, así como todos los archivos relevantes de terceros países, y hacer públicas las conclusiones conjuntamente. Recientemente, Turquía ofreció también 20 millones de dólares a Armenia para poder desclasificar importantes archivos de la diáspora armenia sobre los sucesos de 1915 que se hayan en Boston (EE.UU.), ya que los armenios aseguraban que no los desclasificaban por falta de dinero. En uno y otro caso Armenia no ha ofrecido a fecha de hoy ninguna respuesta a las propuestas de Turquía, lo que ha motivado numerosos debates acerca de las verdaderas razones de los armenios para no desclasificar todos los archivos e iniciar un debate abierto sobre el llamado \»genocidio armenio\».

Turquía y Armenia no tienen relaciones diplomáticas y la frontera entre ambos países permanece cerrada desde el estallido del conflicto bélico entre Armenia y Azerbaiyán. A principios de los años 90, los armenios invadieron la región de Nagorno Karabaj -oficialmente parte de Azerbaiyán-, donde llevaron a cabo una limpieza étnica contra los habitantes no armenios de la región. Desde entonces Armenia ha establecido una república independiente con un gobierno afín en las zonas ocupadas militarmente, si bien este estado no ha sido reconocido por ningún otro gobierno del mundo.