La oposición turca pide la dimisión de dos ministros tras los atentados en Ankara

El líder de la oposición turca, Kemal Kılıçdaroğlu, le habría exigido al primer ministro la renuncia o la expulsión de los ministros de Interior y de Justicia por su posible responsabilidad en los atentados del sábado.

El líder del principal partido de la oposición en Turquía, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), habría pedido al primer ministro interino Ahmet Davutoğlu la dimisión de al menos dos ministros del actual gabinete de gobierno por su presunta negligencia en relación con el doble atentado suicida que costó el sábado la vida a 97 personas en Ankara.

En una conferencia de prensa ofrecida a última hora del domingo en la capital turca, Kemal Kılıçdaroğlu indicó que le había transmitido esta exigencia al primer ministro durante la reunión que ambos mantuvieron horas antes, tras los ataques terroristas del 10 de octubre.

Este incidente está bajo la responsabilidad del gobierno. Tres ministros celebraron una reunión tras el atentado, y el ministro del Interior admitió que se habían tomado medidas de seguridad en la Plaza Kızılay (de Ankara, donde se iba a celebrar la manifestación), pero no en la zona (donde los manifestantes se estaban congregando). Le dije al primer ministro (Davutoğlu) que el ministro del Interior debe dimitir de inmediato. ¿Quién tiene la responsabilidad política en este incidente? Si el ministro no renuncia, debe ser expulsado de su cargo”, declaró el líder del CHP a los periodistas.

La sociedad se encuentra en estado de shock, pero el ministro de Justicia sonríe… Esto resulta inaceptable. Él también debe dimitir. Si respetan a las personas que murieron y a sus familias, deben dimitir”, añadió Kılıçdaroğlu en referencia al ministro Kenan Ipek, quien durante una conferencia de prensa horas después del atentado sonrió sarcásticamente cuando un periodista le preguntó si se planteaba dimitir de su cargo.

Davutoğlu y Kılıçdaroğlu se reunieron el domingo para tratar la situación tras los atentados del sábado en Ankara –los más mortíferos en la Historia moderna de Turquía- después de que el día antes el primer ministro hubiese anunciado su intención de consultar al resto de partidos, aunque descartando hacerlo con el co-presidente del Partido Democrático de los Pueblos, Selahattin Demirtaş, después de que éste acusase al gobierno de los ataques del sábado sólo unas horas después de que estallasen las bombas.

Finalmente la reunión entre el primer ministro interino y el jefe de la oposición fue la única que tuvo lugar, después de que el líder de la formación nacionalista Partido del Movimiento Nacional (MHP), Devlet Bahçeli, también se negara a encontrarse con Davutoğlu, acusando en este caso a la política exterior del ejecutivo del AKP de ser la responsable de los atentados de Ankara.

Al hilo de estas exigencias planteadas por el líder de la oposición turca, la prensa turca citó informaciones según las cuales el ministro del Interior Selami Altınok estaría planteándose presentar la renuncia una vez se tomen las medidas de seguridad necesarias tras los ataques terroristas del sábado. Altınok también habría asegurado que su ministerio ha decidido tomar nuevas medidas de seguridad a raíz de los posibles fallos detectados en el atentado.