combustible, gasolina

La energía y los alimentos disparan la inflación en enero un 1,65%

Los últimos datos indican que los precios en Turquía aumentaron en enero por encima de lo previsto aupados por el alza de los alimentos, los combustibles, la vivienda, el alcohol y el tabaco.

 

El último informe publicado el lunes por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK) sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) muestra que la tasa de inflación en Turquía creció un 1,65% en enero con respecto al mes anterior, sobrepasando en más de medio punto las expectativas de los mercados.

Los datos publicados por TÜİK indican que los precios aumentaron de media un 7,3% en enero comparados con el mismo mes del año anterior. Las cifras señalan durante enero -un mes que suele registrar alzas en los precios- el mayor incremento del IPC sobre una base anual de los últimos tres meses. Pese a todo estos números son inferiores a la inflación media registrada durante 2012, que fue del 8,9%.

La causa del aumento de los precios durante enero hay que buscarla principalmente en los alimentos, cuyo coste se encareció en un 4% con respecto al mes de diciembre, y un 6,85% comparado con el mes de enero del año anterior.

Además de los alimentos, otros factores que contribuyeron al alza del IPC fueron el coste de la vivienda, los combustibles, y el precio del tabaco y las bebidas alcohólicas; los precios de estos dos últimos productos aumentaron en enero un 14,26% con respecto a diciembre y un 15,35% comparados con enero de 2012.