Estambul, Levent

La economía de Turquía creció al 5% en el primer trimestre del año

El dato de crecimiento del PIB de Turquía supera en más de un 1% las previsiones de los analistas, gracias a la fuerte demanda doméstica y al auge de las exportaciones, demostrando que la economía turca ha superado el impacto del golpe de Estado.

La economía turca creció al 5% durante el primer trimestre de 2017, según datos publicados por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK), que muestran un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) hasta los 173.780 millones de dólares a precios actuales.

El dato representa un incremento de 0,5 puntos porcentuales con respecto al mismo período de 2016, cuando el PIB del país euroasiático creció al 4,5%, y mejora notablemente las previsiones de los expertos, que habían previsto que la economía turca creciera en torno al 3,8% o como mucho al 4% durante el primer trimestre. Según TÜİK, la fuerte demanda doméstica y el impulso a las exportaciones han jugado un papel clave en estos buenos datos económicos.

Desde el gobierno turco no sólo han mostrado su satisfacción por el aumento del PIB por encima de lo esperado, fruto de varias medidas impulsadas desde el ejecutivo para estimular la economía, sino que auguran un crecimiento aún mayor gracias a la implantación de nuevas reformas. Así lo aseguró el vice primer ministro y responsable de economía, Mehmet Şimşek, quien durante una entrevista para la cadena de noticias NTV afirmó que “el crecimiento económico de Turquía será mayor en el segundo trimestre que en el primero”.

Según explicó Şimşek, hasta el 2,8% del 5% registrado en el primer trimestre procedería de la demanda de consumo doméstico, mientras que los restantes 2,2 puntos corresponderían a las exportaciones netas. “El incremento (del PIB) a corto plazo está impulsado por las medidas que tomamos y, parcialmente, por la coyuntura internacional. Creo que lo más importante es que la confianza ha regresado de nuevo al mercado, y la reforzaremos mediante reformas. Confiamos en que Turquía crecerá de nuevo al 5% y más”, subrayó el vice primer ministro turco.

En un informe publicado a principios de junio, el Banco Mundial predijo que la economía turca crecería este año al 3,5%, medio punto más que su propia previsión del 3% publicada en enero. En 2016 el PIB de Turquía creció al 2,9%, menos de la mitad que el 6,1% alcanzado en 2015 a causa del impacto del intento de golpe de Estado, mientras que en 2014 la economía del país euroasiático se expandió al 5,2%.