La 2ª mayor compañía de rakı de Turquía defiende la nueva ley sobre el alcohol

El director ejecutivo de Efe Alkollü İçecekler negó que las nuevas regulaciones vayan a perjudicar al sector de las bebidas alcohólicas y recordó que en la mayoría de los países de la UE existen medidas similares o incluso más duras.

Efe Alkollü İçecekler, que pasa por ser la segunda mayor compañía distribuidora de rakı –la popular bebida de alta graduación de Turquía- ha sido la última en salir al paso de la polémica creada en torno a las nuevas regulaciones sobre venta y publicidad del alcohol aprobadas la semana pasada por el gobierno; y lo ha hecho para defender la nueva ley, que recordó sigue siendo menos estricta que la existente en muchos países de la UE.

El director ejecutivo de la compañía, Egemen Demirtaş, se refería el lunes a la controversia creada por la nueva legislación diciendo que las restricciones aprobadas por el ejecutivo sobre la publicidad, distribución a menores y jóvenes, y horarios de venta al público en tiendas y comercios –que pasa a quedar prohibido de 22:00 a 6:00 horas- no perjudicarán el negocio de las bebidas espirituosas.

Demirtaş criticó de paso duramente la reacción de Diageo, la mayor compañía distribuidora de alcohol del mundo y propietaria desde 2011 de la principal marca de rakı de Turquía, que calificó de injustificada y “parcial”.

“Las enmiendas sobre la publicidad y promoción (de bebidas alcohólicas en Turquía) no van probablemente a afectar negativamente a nuestras actividades. No compartimos el punto de vista de que las enmiendas hayan sido hechas para prohibir el uso del alcohol (en Turquía), y no queremos que nuestros inversores se formen una opinión como esa”, declaró Demirtaş.

El director ejecutivo de Efe Alkollü İçecekler recordó además que las restricciones aprobadas en Turquía están en línea con las que ya existen desde hace años en muchos otros países europeos, donde existen medidas incluso más duras que en ningún momento han sido criticadas como un intento de prohibir el alcohol o imponer un estilo de vida determinado sobre la población.

“Vemos regulaciones similares, incluso más duras, en muchos países, particularmente en la Unión Europea, y las actividades del sector (de la venta de bebidas alcohólicas) han continuado de forma exitosa”, añadió Demirtaş.

“Encontramos parcial y erróneo para una marca dominante en el mercado de rakı de Turquía que declare que el gobierno no ha mantenido unas supuestas promesas que se le hayan realizado”, subrayó Demirtaş refiriéndose a la reacción de la compañía con sede en Londres Diageo. “Estamos preocupados porque estas declaraciones puedan causar la percepción en el mundo de que el sector de las bebidas alcohólicas en Turquía esté expuesto a regulaciones cambiantes, lo que no encontramos ni correcto ni justificado”.