JÓVENES DE TODA TURQUÍA CELEBRARON EL DÍA MUNDIAL DEL MEDIOAMBIENTE

MILLONES DE ESTUDIANTES PARTICIPARON EN LAS ACTIVIDADES ORGANIZADAS PARA AUMENTAR LA CONCIENCIACIÓN SOBRE LOS PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES

Con motivo de la celebración en todo el mundo del Día Mundial del Medioambiente, millones de alumnos de colegios e institutos de toda Turquía salieron por un día de sus aulas para limpiar su entorno y tomar conciencia de la necesidad de proteger el medioambiente. A la iniciativa se sumó, además, el Ministro de Educación de Turquía, Hüseyin Çelik.

Çelik solicitó a todos los colegios del país que sustituyeran el día de clase del jueves 5 de junio -Día del Medioambiente- por una salida para limpiar el entorno, en un esfuerzo por aumentar la conciencia de los estudiantes de los problemas que acosan al medioambiente. Junto a los estudiantes de educación primaria y secundaria hubo también padres, profesores y numerosos estudiantes universitarios, que quisieron sumarse voluntariamente a la iniciativa.

En Van, de donde es originario Çelik, el ministro pronunció un discurso durante una ceremonia que tuvo lugar en el lago del mismo nombre, concretamente en la pequeña Isla de Akdamar. Allí, junto a una antigua iglesia armenia del siglo X recientemente restaurada, Çelik destacó la importancia del Día del Medioambiente para incrementar la concienciación sobre los problemas de degradación que sufre nuestro entorno, y subrayó el papel de las nuevas generaciones en esa toma de conciencia en un momento en el que consideró que los adultos se han acostumbrado demasiado a mirar hacia otro lado. A continuación el ministro de educación se detuvo con los distintos grupos de escolares que estaban trabajando limpiando las orillas del lago, con los que charló y felicitó por su labor. Otras asociaciones medioambientales que también asistieron a la ceremonia mostraron igualmente su satisfacción por ver a tantos jóvenes concienciados sobre el cuidado del entorno.

En grandes ciudades como Estambul, los estudiantes salieron a limpiar parques y zonas boscosas, contentos por no asistir a clase en un día soleado, y disfrutaron luego de paseos en bici y otras actividades. Muchos profesores insistieron sin embargo en la necesidad de apoyar esta concienciación con clases y otras actividades a lo largo de todo el año.

Por su parte, los escolares dijeron ser conscientes de la seriedad de los problemas medioambientales tanto en Turquía como en el resto del mundo, señalando la polución y la escasez de agua como los principales problemas que afronta el país. \»Advierto a la gente que conozco sobre los serios problemas medioambientales que tenemos, pero no me escuchan\», señalaba uno de los jóvenes. Algunos estudiantes de instituto comentaban que creían que la siguiente generación sería más sensible a la necesidad de proteger la naturaleza. \»Nadie nos enseñó a no derrochar los recursos naturales, pero ahora los niños aprenden que habrá escasez de agua debido al calentamiento global\», comentaba Damla Derman, una estudiante de 16 años del Instituto Fenerbahçe de Estambul.