Japón arrojará más de 11.000 toneladas de agua radiactiva al mar

La compañía Tokyo Electric Power (TEPCO), responsable de la central nuclear de Fukushima, anunció este lunes que arrojará más de 11.000 toneladas de agua contaminada al mar.

La compañía Tokyo Electric Power (TEPCO), responsable de la central nuclear de Fukushima, anunció este lunes que arrojará más de 11.000 toneladas de agua contaminada al mar para poder almacenar agua con niveles aún mayores de radiactividad.

TEPCO verterá en el mar 11.500 toneladas de agua radiactiva que se han acumulado en las instalaciones accidentadas, según anunció este lunes la agencia de prensa Jiji. El agua que será arrojada al mar tiene un nivel de radiación unas 100 veces superior al límite legal permitido para la salud humana; sin embargo, un portavoz del gobierno japonés declaró que no hay otra opción que liberar el agua.

Los equipos de emergencia de la central nuclear de Fukushima emplearon este lunes un colorante blanco para rastrear la fuente de los escapes radiactivos al océano. «No ha habido cambios significativos en la cantidad de agua que se escapa. No hemos logrado el principal objetivo de parar la salida del agua», declaró un portavoz de la compañía TEPCO, cuya prioridad es restablecer el suministro eléctrico para que funcionen los circuitos de refrigeración de los cuatro reactores dañados.

Sin embargo, los avances son lentos y la enorme cantidad de agua empleada para enfriar las barras de combustible ha inundado las salas de turbinas y las galerías subterráneas, complicando la intervención. La tarea más difícil ahora mismo es evacuar esas capas de agua altamente radiactivas, que en parte ya se filtraron al océano por una brecha de 20 centímetros descubierta en un foso conectado al reactor 2. Dos intentos de taponar las brechas, primero con cemento, y luego con una mezcla de polímeros, papel de periódico y serrín, fracasaron durante el fin de semana.