túnica de Mahoma, reliquia en Estambul

Estambul exhibe una reliquia sagrada del profeta Mahoma por Ramadán

La Hırka-ı Şerif, una de las reliquias sagradas del profeta Mahoma, se exhibe estos días en la mezquita del mismo nombre situada en el distrito histórico de Fatih, dentro del recinto de las murallas de Estambul, con motivo del mes sagrado musulmán del Ramadán que se inició el lunes. La reliquia podrá visitarse desde el próximo viernes 15 de marzo hasta el final del Ramadán el 9 de abril, de 10:00 a 17:00 horas por semana y de 9:00 a 17:30 los fines de semana.

La reliquia ha sido preservada desde 1851 en la Mezquita Hırka-ı Şerif, construida expresamente para albergarla, y ha sido preservada por 59 generaciones de la familia Al-Qarni. Según cuenta la tradición, Uwais al-Qarni fue uno de los primeros musulmanes y vivió en el siglo VII en tiempos del profeta Mahoma; Al-Qarni viajó desde el sur de Arabia (en el actual Yemen) hasta Medina para conocer en persona a Mahoma, pero que finalmente tuvo que regresar a su hogar sin poder verlo debido a una enfermedad que sufría su madre.

El profeta Mahoma, impresionado por su historia, le entregó su túnica a Al-Qarni, quien la recibió en Yemen a través de sus compañeros. Se cuenta que Al-Qarni murió 24 años después de Mahoma y, al no tener hijos, entregó la reliquia a su hermano, cuya familia custodió la túnica durante generaciones hasta que emigró desde el sur de Arabia hasta Anatolia, en la actual Turquía. En el siglo XVII, el sultán otomano Ahmet I pidió a la familia Al-Qarni que trajera la reliquia a Estambul, donde fue guardada en una caja cerrada con dos llaves: una para el sultán, y otra para los descendientes de Al-Qarni.