ERDOĞAN DICE QUE LA ESTABILIDAD DE IRAK ES CLAVE PARA TODOS SUS VECINOS

El primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, de visita en Bagdad, afirmó ayer que la estabilidad en Irak es clave para toda la región y pidió a los iraquíes que muestren unidad para afrontar la situación actual.

En una rueda de prensa conjunta en Bagdad con su homólogo iraquí, Nuri al Maliki, Erdogan señaló, además, que su viaje a Irak sienta las bases para «una visión estratégica» en la cooperación bilateral, en especial, en materia de terrorismo.

«Conseguir la estabilidad y la seguridad en Irak es clave para lograr la estabilidad en esta región y en otras», afirmó Erdogan.

«Por tanto, pido a los vecinos de Irak y a todo el mundo que ayuden, porque el futuro de este país es el de la región», siguió.

Erdogan llegó hoy al estado árabe en la que es la primera visita de un primer ministro turco desde la caída del régimen del difunto dictador iraquí Sadam Husein en abril de 2003.

El responsable turco instó a los iraquíes a que abandonen las diferencias que los separan:

«Me dirijo a todos los hermanos iraquíes para que miren adelante a su futuro- agregó-. Habéis vivido en la misma tierra durante generaciones y os las habéis arreglado para preservar vuestra y cohesión, por lo que os pido que llevéis la unidad a vuestras filas. El gobierno turco y su pueblo permanecerán a vuestro lado».

Durante la reunión que hoy mantuvieron, Erdogan y Maliki firmaron un acuerdo de cooperación entre los dos países en varios ámbitos, incluido el terrorismo y, en especial, las actividades del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Erdogan apuntó que Maliki ha expresado su apoyo para combatir el terrorismo del PKK en el sureste de Turquía.

«Hay un entendimiento común sobre la necesidad de combatir el terrorismo representado por esta organización terrorista, el PKK», indicó.

Asimismo, el primer ministro turco añadió que ambos países tienen la intención de aumentar el comercio bilateral de los 5.000 millones de dólares actuales a 25.000 millones en los próximos tres años.

Por su parte, Maliki aseguró que la visita de Erdogan representa «un cambio drástico» en las relaciones entre los dos países.

«La visita es un mensaje que anuncia una nueva relación entre los dos países», dijo Maliki, quien considera que este viaje es también una señal de que el diálogo y el entendimiento deben sustituir la confrontación.