Erdoğan defiende los logros de su gobierno ante la minoría turca residente en Alemania

Ante unos 10.000 turcos residentes en Berlín, a los que pidió que no olvidaran sus raíces, el primer ministro turco defendió los logros de su gobierno y calificó de \»mentiras\» las acusaciones de corrupción.

El primer ministro turco aprovechó su viaje oficial a Alemania para hacer campaña electoral con un mitin ofrecido en Berlín para miles de miembros de la numerosa comunidad turca residente en el país, ante los que defendió los logros de su gobierno y criticó a los que acusan a su gobierno «con mentiras» de estar implicado en casos de corrupción.

«Nos mantendremos firmes. Nunca nos doblegaremos, podéis estar seguros de eso. Sólo nos inclinamos ante Dios», dijo el premier turco ante unos 10.000 turcos exultantes congregados en el barrio berlinés de Kreuzberg, conocido también como «Pequeño Estambul» por la alta concentración de personas originarias de Turquía que viven en él.

«Quiero que estéis orgullosos de vivir en Alemania. Pero quiero que también estéis orgullosos de la bandera turca. Sois los hijos de un gran país», subrayó Erdoğan durante un discurso de 40 minutos ante la multitud, añadiendo que las generaciones más jóvenes -aquellas que han nacido en Alemania descendientes de padres o abuelos inmigrantes- «no deben olvidar su religión y sus raíces… Sois turcos europeos».

Respondiendo a las acusaciones de corrupción que pesan contra su objetivo, Erdoğan arremetió contra la oposición acusándola de valerse de «mentiras y calumnias» para tratar de convencer a los ciudadanos, así como contra el movimiento religioso Gülen, al que nuevamente culpó de estar detrás de una conspiración contra el ejecutivo del AKP. «¿Puede haber corrupción en un país donde el Producto Interior Bruto ha crecido de los 200.000 hasta los 800.000 millones de dólares?», preguntó al público congregado en el recinto berlinés conocido como el «Tempodrom «.

Erdoğan: «La verdadera prueba son las elecciones de marzo»

Por primera vez los turcos residentes en el extranjero que conserven la ciudadanía podrán votar en las elecciones de Turquía desde su país de residencia, lo que convierte a Alemania -con casi tres millones de personas de origen turco viviendo en el país- en clave de cara a la campaña electoral tanto para las municipales del 30 de marzo como para las presidenciales que tendrán lugar a principios del verano, pese a que Erdoğan aún no ha aclarado si será candidato a Presidente de la República.

Durante unas declaraciones realizadas el martes ante la prensa tras una conferencia ofrecida en el Consejo Alemán de Relaciones Exteriores, el primer ministro turco se refirió a la próxima cita electoral de marzo como un test crucial para su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) al tiempo que insistió en rechazar las acusaciones de corrupción, destacando los logros del partido desde su llegada al poder en 2002.

«El PIB se ha incrementado de los 230.000 millones de dólares hasta los 800.000 millones. Las exportaciones han crecido de 36.000 millones de dólares hasta 152.000 millones. ¿Puede un país o un gobierno corrupto lograr esto? Estamos aquí (gobernando el país) porque no existen tales cosas, recalcó Erdoğan.

«Estamos aquí porque hemos combatido la corrupción, la pobreza y las prohibiciones. Hemos tenido tres elecciones generales, dos elecciones locales, dos referéndums, y los hemos superado todos. Ahora hay unas elecciones el 30 de marzo y la verdadera prueba es esta. Si la gente nos elige como el principal partido (más votado), eso significa que este gobierno es honesto», añadió.