Erdoğan critica a la UE por »mantener esperando a Turquía durante 50 años»

»No hay ningún otro país que haya estado esperando tanto tiempo a las puertas de la UE», aseguró Erdoğan.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdoğan, tuvo unas duras palabras para la actitud hacia Turquía por parte de la Unión Europea, que dijo llevaba medio siglo manteniendo a las puertas al país euroasiático y entorpeciendo su camino hacia la adhesión a pesar de todos los esfuerzos de Ankara.

«Quiero subrayar aquí en particular un hecho. Se trata del hecho de que nuestra petición para (entrar en) la Unión Europea se remonta a hace 50 años. No hay ningún otro país que haya estado esperando tanto tiempo a las puertas de la UE. A fecha de hoy, no he podido conseguir una respuesta a esta pregunta de ninguno de nuestros colegas europeos: ¿Por qué mantenéis a Turquía esperando a la puerta», dijo Erdoğan en unas palabras recogidas por la agencia de noticias turca Anatolia que fueron pronunciadas el martes en Estambul, durante una cena de gala del Simposio Económico Global (GES 2010) que se celebró en la ciudad.

El primer ministro turco se refería así al hecho de que Turquía presentó ya en 1959 una petición para unirse a la entonces Comunicad Económica Europea (CEE). En su discurso, Erdoğan empleó buena parte de su tiempo en hablar de la política exterior de Turquía y en criticar a la Unión Europea por su actitud hacia Ankara.

«¿Qué parte de la legislación de la Unión Europea no hemos completado? ¿O acaso han completados todos vuestros miembros los requerimientos de la legislación hasta el punto en que Turquía ya lo ha hecho? …Pero ellos no pueden respondernos a estas preguntas», dijo en referencia a la UE.

«El modo en que la Unión Europea mira a Turquía, y las formas en que se acercan a nosotros, son realmente entristecedoras… ¿Qué es esto? Si no podemos actuar juntos con solidaridad, entonces no podemos construir un mundo en el que reine la paz. Estoy hablando como el primer ministro de un país que co-preside la Alianza de Civilizaciones… Si nos oponemos al choque de civilizaciones a través de la creación de una alianza de civilizaciones -y esto es lo que debería ocurrir-, entonces no podemos mirar a la UE como un club cristiano. Por el contrario, tenemos que ver la UE como una unión política y social. Tenemos que tener éxito en conseguir esto…», dijo Erdoğan. «La UE es ahora una unión política y social de 500 millones de personas. Si es ese el caso, entonces la aproximación hacia Turquía debería ser muy diferente», agregó.

Estas duras palabras del primer ministro turco llegan tan sólo unos pocos días después de que el Presidente de la República, Abdullah Gül, declarara durante una conferencia celebrada el pasado domingo en la Universidad de Columbia (Estados Unidos) que el mayor problema que afrontaba Turquía en su camino hacia la Unión Europea residía en la propia falta de visión de algunos gobiernos y políticos dentro de la UE.

También desde Bruselas, en un discurso pronunciado ayer miércoles, el ministro turco para la Unión Europea, Egemen Bağış, culpaba a algunos miembros influyentes dentro de la UE de la lentitud de las negociaciones para la adhesión de Turquía, y en concreto acusaba a algunos países de utilizar la disputa en Chipre como herramienta de chantaje.

«Si yo fuera grecochipriota, lucharía por conseguir la adhesión de Turquía», dijo Bağış, dando a entender que como miembro de la UE Ankara apoyaría también a los grecochipriotas. El ministro también se refirió a otros recientes acontecimientos, como las polémicas expulsiones de gitanos en Francia, y destacó que mientras algunos países de la Unión Europea intentan librarse de la comunidad gitana, el gobierno turco lleva tiempo impulsando políticas de integración y tratando de corregir errores cometidos en el pasado.